banner ads

Guía Para Salir de Deudas

Te contaremos una historia, la de César:

César es un chavo que bien podría ser tu vecino, tu mejor amigo, tu hijo. Resulta que un día, César decidió pagarse un set completo de Home Theater, le pareció una buena oportunidad porque incluía una pantalla gigante, sonido 7.1 y complementos de video de primera…era un paquete atractivo que pocas veces se ofrece a meses sin intereses. No supo por qué, pero cuando hizo la compra, en su mente apareció un túnel oscuro, del cual podía ver claramente la salida: un pequeño pago durante 12 meses y estaría fuera. Pero después no pudo resistirse y con cada compra que hacía, la luz al final del túnel se volvió cada vez más lejana, hasta que un día, César se encontró completamente a oscuras y por más que buscó la luz, ya no se veía por ningún lado.

Tunnel-02

César ya no sabía cómo salir de aquél lugar. De pronto, cayó frente a él un librito con un hilo que claramente se dirigía a la salida del túnel. El título decía: “La Guía Para Salir de Deudas”. Acá te damos el resumen más rebajadito en 7 simples pasos:

PASO 1.- Mentalízate, fija una meta y agarra la onda.


Aunque suena a canción repetida, lo cierto es que la determinación mental es primordial. Tu mantra de todos los días debe ser: ¡VOY A SALIR DE DEUDAS!. Para lograrlo, fija una meta que verdaderamente te motive (a largo plazo) y establece metas pequeñas que puedas lograr a corto plazo. Por último, ¡agarra la onda! si vas a salir del túnel de las deudas, olvídate por un rato de salir de compras, de viajes imprevistos, de auto-regalitos, de invitar los tragos el fin de semana… ¿no crees que es momento de cambiar? Comprométete firmemente a salir de deudas será como una estricta dieta impuesta.

PASO 2.- enlista tus deudas.

Listado
Determina qué tan largo es el túnel, haz una lista en formato excel con todas tus deudas de manera que puedas consultarla fácilmente. Probablemente la cifra que obtengas te asustará y querrás darle CTRL-Z a tu vida o presionar “RESTART”, pero hay que mantener la calma. Recuerda que esa cifra es lo más que vas a deber porque a partir de ahora, sólo va disminuir.

Haz un listado de cada una de las deudas, donde se especifique:

  • Monto total: suma de la deuda
  • Tasa de interés: porcentaje de la deuda que hay que pagar por haber utilizado ese dinero prestado
  • Cargos por uso: si la deuda es con algún producto financiero, revisa en qué gastos extra incurres para tener dicho servicio. Ejemplo: anualidad en una Tarjeta de Crédito.
  • Pago para no generar intereses: existe en algunos productos como Tarjetas de Crédito, es la cantidad mínima que debes pagar para que tu deuda no crezca.
  • Pago mínimo: en algunos productos como Tarjetas de Crédito, debes hacer un pago mínimo para no caer en la lista negra de los bancos. Esto te ayudará a hacer un presupuesto, en el siguiente punto…

PASO 3.- Reestructura tu deuda

Estructura
Reestructurar la deuda es algo opcional, pero muy común. Consiste en trasladar una deuda de un servicio (o banco) a otro y obtener beneficios.

Por ejemplo: Imagina que tienes dos deudas grandes, una por $10,000 en una tarjeta de crédito en el BANCO A la cual tiene un CAT de 19%, y otra de $15,000 en el BANCO B con un CAT de 12%. Es posible que puedas trasladar ambas deudas y convertirlas en una sola en OTRO BANCO, con lo cual puedes conseguir un CAT menor (porque de entrada les vas a llevar $25,000).

Ahora, también puedes hacer esto en la misma institución bancaria: puedes deber $20,000 con un CAT -o interés- del 10% y pasarte la vida pagando los mínimos, o puedes negociar con el banco. Aquí lo que sucederá es que el banco “reestructura” la deuda para que la pagues en cierto tiempo, con mejores características como menor interés, pero debes hacerlo con pagos fijos y constantes; ya no se vale “no pagar” en un mes. ¡MUY IMPORTANTE! Si fallas en un sólo mes, puedes perder los privilegios y la deuda puede ser peor, con un interés mayor e incluso con un interés acumulado, es decir que te pueden cobrar hasta por aquellos meses que ibas bien con tus pagos.

¿Ventajas de esta opción? Te auto-impones una fecha para salir de deudas, sí o sí. El banco se vuelve una especie de “entrenador militar” que estará esperando de ti que pagues mensualmente, no hay lugar para excusas y llantos. Considera esta opción sólo si tienes un ingreso constante que garantice que puedas pagar puntualmente.
Entrenamiento militar

Si aún no agarras la onda con las Tarjetas de Crédito, te recomendamos escuchar este podcast y aquí dejamos más información que podrá ayudarte.

PASO 4.- destina dinero exclusivamente al pago de deudas.  

Presupuesto
Escribe una lista con todos tus gastos, ayúdate de estas
apps para mantener un buen registro. Después, saca la espada samurai y corta de tajo todos los gastos innecesarios: membresías, salidas a comer entre semana, el abono del fútbol… a todo lo que no sea vital, debes decirle adiós. Incluso puedes “ajustar el cinturón” en áreas como comida (aquí un ejemplo infográfico), siempre y cuando no termines con un presupuesto tan ajustado que te agobie. El dinero restante es el dinero que destinarás mensualmente al pago de tu deuda. Realiza este ejercicio mensualmente y si no tienes idea de cómo hacerlo, escucha este podcast. Muchas personas no avanzan más allá de este paso porque implica dar un giro de 180° a su estilo de vida. Pero si lo logras, habrás hecho un avance increíble.

PASO 5.- comienza a pagar.

Tunel
Ya tienes un listado claro, sabes cuáles son tus deudas (paso 2) y con cuánto dinero dispones al mes para pagar (paso 4). Destina un alto porcentaje de esta cifra para pagar las deudas y realmente comienza a hacerlo.

Comienza pagando la que te genera más por intereses…

Y utiliza el resto para cubrir los pagos mínimos de otras deudas; esto te mantendrá a salvo de ahogarte en intereses. Otro tip importantísimo es “vivir por semana”:

Sólo utiliza por semana el efectivo que necesitas de acuerdo a tu presupuesto.

Está comprobado científicamente que gastamos menos cuando tenemos que hacerlo en efectivo. La regla de oro es: si no puedes pagarlo en efectivo, no lo puedes pagar.

PASO 6.- acepta un nuevo estilo de vida.

Cena
“Aferrarse es el camino al sufrimiento”, algo similar dicen los budistas respecto a la vida, y qué mejor frase para decirte: no te enganches con el dinero que ya no puedes gastar, no te acostumbres al túnel, pero 

acepta tu nuevo estilo de vida, disfrútalo.

Busca opciones gratuitas para divertirte en tu ciudad, organiza reuniones “de traje” en tu casa, aprende a cocinarte algo rico para el trabajo, aprovecha los miles de videos e información gratuita en Internet. Lee (suscríbete al Newsletter de Querido Dinero), aprende, haz ejercicio, aprovecha este momento para adquirir mejores hábitos.

PASO 7.-  genera más ingresos.

Flujo de dinero
Busca opciones para acelerar la salida, genera más ingresos y destina el 95% de ese dinero a pagar tus deudas. Desde vender cosas por internet hasta entrarle a Uber,
aquí te dejamos más ideas que puedes realizar. El 5% restante, utilízalo para ti: salir de deudas puede ser desgastante, así que date esos pequeños espacios para premiarte por tu esfuerzo. ¡Utiliza sabiamente este dinero! No vayas a endeudarte más.

¡Esperamos que pronto digas adiós a tus deudas! No te desanimes y venga, mentalízate a salir del túnel…César ya lo está haciendo.

 Artículos Relacionados:

Artículos Relacionados

Dános tu Opinión