banner ads

7 auto-mentiras de dinero

1.- No gano lo suficiente para…


Completa la frase con la excusa que más se te acomode. La verdad es que la mayoría de nosotros creemos que no tenemos suficiente dinero para ahorrar, o para invertir, o incluso para hacer un presupuesto. Pero la realidad es completamente inversa, todos los que recibimos algo de dinero tenemos la capacidad de hacer cualquiera de estas actividades…y de hecho al hacerlo, nos damos cuenta que podemos todavía más.

2.- Voy a ganar más en el futuro.


Es lógico pensar que al tener más experiencia, debemos de recibir más por nuestro trabajo. Pero no siempre es así, en un mundo que cambia tan rápido, no existe una garantía real de que vamos a ganar más en un futuro y es necesario aprovechar los ingresos que tengamos en determinado momento para invertir y generar más.

3.- Voy a sacar de mis ahorros, pero luego lo repongo.


Clásica mentirota. Cuando logramos tener un ahorro, pero no tiene un propósito específico, es muy sencillo que “tomemos dinero prestado” con la auto-promesa de regresarlo pronto. La verdad es que ese dinero casi nunca regresa, las probabilidades son incluso menores cuando no tenemos una fecha específica. Si tienes ahorros, utilízalos para acercarte a tus objetivos y evita “tomar prestado”. Si el caso es una emergencia, entonces utiliza tu fondo de emergencias, que debe ser (como mínimo) el equivalente a lo que gastas en tres meses.

4.- Para ganar más, necesito trabajar más.


Varios estudios han contabilizado la cantidad de horas de trabajo y comparado con la cantidad de dinero recibido, e incluso de calidad de vida. En estudios de la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económica, México normalmente ocupa el primer lugar en “horas trabajadas”…somos un país “trabajador”. Pero, ¿qué tan efectivas son? Debemos replantear la idea del trabajo y no buscar trabajar más tiempo, sino más inteligente y eficientemente.

5.- Me pagan bien, mi trabajo está bueno aunque no me guste.


Esta es una cuestión un poco difícil de medir ya que la seguridad financiera es importante. Pero el ganar más dinero también nos hace gastar más, por lo tanto, recomendamos encontrar un equilibrio en donde nuestro trabajo nos haga felices y que podamos mantener un estilo de vida cómodo. No se trata de vivir para trabajar, sino de trabajar para vivir.

6.- La vida es simplemente injusta.


OK, no te vamos a decir que no…a veces la vida es injusta. Pero tampoco se vale echarle la culpa a la crisis, a los que hacen trampa, a los políticos corruptos o a los magnates que heredaron alguna herencia. Todos tenemos una situación diferente, y como dijo Bill Gates:

“Si naces pobre no es tu culpa, pero si mueres pobre si lo es”.

7.- Si me alcanza, a mensualidades.


Creer que podemos comprar algo porque las mensualidades son pequeñas, es engañarnos a nosotros mismos. Hay ocasiones en que pedir un crédito es bueno, y ya hemos hablado que es bastante bueno utilizar (bien) las tarjetas de crédito, pero la regla de oro es: si no te alcanza (de contado), no te alcanza…no te engañes.

Artículos Relacionados

Dános tu Opinión