banner ads

La verdad sobre los Meses Sin Intereses

Los maravillosos Meses Sin Intereses, suenan tan bien porque te permiten obtener cosas caras que de otra forma no podrías comprar. De hecho, se han vuelto muy populares en el país y, según Banco de México, ha crecido en un 100% en los últimos 5 años. Tanto así, que se se calcula que cerca del 40% de las compras se hacen con algún tipo de incentivo de “postergar el pago”.

Como concepto financiero, son buenísimos porque tú como comprador “le ganas” valor al dinero en el tiempo, ya que cuando terminas de pagar, el banco le pierde por inflación. Pero hay que tener muchísimo cuidado, la verdad es que las tres palabras de “Meses Sin Intereses” (MSI) esconden algo mucho más complejo detrás, aquí te explicamos.

Meses Sin Intereses, ¿es real o una farsa?

Aunque la definición de MSI si es bastante literal, lo que significa que difieres tu pago a un número determinado de meses sin que te cobren algún interés, muchas veces hay un “truco” que consiste en que el precio cambia según tu método de pago. Es decir, que de contado cuesta cierta cantidad, pero a meses “sin intereses” cuesta más. Aquí un ejemplo, si compras algo que cuesta $12,000 pesos, te lo pueden vender así (pero casi nunca te avisan de la diferencia):

  • De contado: $12,000
  • Diferido a 3 MSI: $12,000
  • Diferido a 6 MSI: $12,300
  • Diferido a 12 MSI: $12,600

Entonces, lo que te cobran de más no son intereses, pero el precio cambia según la forma de pago. Que “conveniente” , ¿no?

El riesgo de utilizar los Meses Sin Intereses


Si eres un pagador estrella, de esos que siempre paga la Tarjeta de Crédito (TDC) al día y en su totalidad…genial, eres un “totalero” y mereces aplausos. Pero ten cuidado y no te engañes, porque casi de la mitad de los tarjetahabientes en México NO SON totaleros.

Supongamos que si eres de los que pagan a tiempo, pero si en una sóla ocasión, se te atora algo con el dinero y no puedes hacer el pago…en ese momento pierdes los beneficios de los MSI. OK, tal vez si tenías dinero para pagar la tarjeta en tiempo, pero se te olvidó hacerlo…también pierdes. O tal vez si te acordaste, pero ese día falló el sistema, el internet, la llanta de tu auto, o lo que sea…también pierdes. ¿Queda claro que es sencillo caer en el error?

¿Y qué pasa cuando no puedes pagar en tiempo? Cuando fallas, no sólo pagas intereses por ese mes de “error”, sino que ahora tendrás intereses por todo el resto de lo que te falta pagar. Y ¿adivina qué? En ocasiones, tienes también que pagar interés retroactivo, o sea que pagarías hasta por los meses anteriores que si habías pagado bien. Poom, todo porque se cayó la red el día adecuado. Además de perder dinero, perderás puntaje en el score de tu Historial Crediticio.

Pero, ¿Qué son los MSI?


Para empezar, debe quedar muy claro que no es lo mismo que el método de “pagos fijos”, pues este último si trae un interés. La historia cuenta que el concepto nace en la década de los 80s con American Express, y sorpresivamente, es algo muy mexicano, ya que esto no es común en otros países más avanzados como EEUU, sólo en otros asiáticos como Singapur.

¿Y cómo funcionan?
Primero, la tienda hace un acuerdo con los bancos para ofrecer ciertas “promociones”. Cuando tu haces la compra, el banco paga el monto completo a la tienda (menos una comisión que le sirve de ganancia). Para el cliente y usuario de la tarjeta, se refleja la cantidad total de la compra en su línea de crédito, pero sólo se le descuenta una cantidad mensual.

De esta forma “todos ganan”, ya que el banco gana una comisión (y gana mucho más si fallas en tus pagos), la tienda vende más de lo que podría y el cliente obtiene lo que quiere sin desembolsar tanto. Pero cuidado, si quieres hacer pagos adelantados a tu deuda a MSI, no se trata sólamente de pagar más en la mensualidad, sino que hay que notificar al banco que se desea abonar eso a la deuda específica, de lo contrario se reflejará como abono a la TDC.

La vida, a meses sin intereses.


Aquí en Querido Dinero te podemos decir de porcentajes y datos técnicos, pero lo que siempre nos va a importar más es tu relación con el dinero y cómo afecta en tu vida. Y de entrada, te podemos decir que este método de pago raramente le ayuda a tu cartera…y casi siempre afecta a tu tranquilidad.

Los MSI comprometen un porcentaje de nuestros ingresos al futuro y en cualquier situación adversa, nos puede generar estrés, ansiedad y más deudas, por lo que nosotros preferimos pensar que si no tienes suficiente dinero para pagarlo de contado, no lo debes de comprar.

Tampoco se trata de satanizar al crédito, porque sabemos que hay 3 deudas que le ayudan a tu cartera.

Además, este método de pago es el típico ejemplo de la “bola de nieve”, ya que al momento de la compra pensamos “¿qué son $200 pesos al mes?” y luego compramos otra cosa “¿Qué son otros $300?” y así se nos van acumulando responsabilidades para el futuro que pocas veces nos ayudan.

Tips para usar bien los Meses Sin Intereses

  1. Compara precios: el de contado y el de meses. Para saber cuánto más te cuesta este “beneficio”.
  2. Siempre, siempre, siempre, paga tu Tarjeta de Crédito a tiempo, en su totalidad.
  3. Cuidado: los pagos mínimos no cubren tus deudas a MSI.
  4. Recuerda que en teoría no deberías de deber más del 36% de tu ingreso mensual. Si ya tienes (o piensas tener) otras deudas grandes, como el pago de un coche o de una casa, no le sumes al porcentaje de tus deudas mensuales con objetos “en promoción”. Te recordamos la regla del 28/36.
  5. Si vas a comprar a MSI, compra productos que duren más de lo que dura el crédito.
  6. ¿Recuerdas nuestro tip de tener dos tarjetas de crédito? Los MSI se valen con la del crédito más alto, nunca con la del diario.

Artículos Relacionados

Dános tu Opinión