fbpx

banner ads

5 pensamientos que te hacen sentir pobre aunque no lo seas

Hay una frase que dice que nos convertimos en aquello que pensamos. También te recordamos que la forma en la que hablas es la forma en la que piensas. Por eso, queremos que hagas un recuento de las veces que este año dijiste: -No tengo dinero-. Tenemos la ligera sospecha de que esta expresión la utilizas muchísimas veces ¿o no?

Este fenómeno de “carencia” tiene una explicación científica. Pensar en negativo, resulta más fácil que pensar en positivo, esa es una de las razones por la que damos por hecho que el dinero nomás no se lleva con nosotros.

Todos estos pensamientos vienen a nosotros (casi siempre) de manera inconsciente y los repetimos tanto que terminan por convencernos de que -en realidad- el dinero nos “desprecia” y por eso se aleja de nosotros.

¿Eres pobre o te haces el pobre?


Hay que hacerse responsable de lo que uno piensa, el hecho de decir “no tengo dinero” es un cliché (o sea un lugar común) y una frase muy cómoda que nos sirve como armadura ante algunos problemas.

¿Conoces el significado de la palabra “pobre o pobreza”?
Si hoy despertaste en tu cama calientita, si te preparaste algo de desayunar y luego tomaste un baño prolongado. Eres afortunado.

Y otra cosa muy diferente es no tener acceso a servicios de salud, no tener un lugar dónde dormir y no disfrutar de los servicios básicos de vivienda. Eso, queridos amigos. Es la definición -literal- de ser pobre :(

Decir -no tengo dinero- es una frase muy cómoda que nos sirve como armadura ante algunos problemas”.

Las expresiones que te hacen sentir pobre (aunque no lo seas)

Sufriendo-2

Obstaculizas tu mente porque “no tienes dinero”.
Haz memoria ¿En dónde escuchas este tipo de expresiones? “Tengo muchos gastos, está muy caro, gano muy poco o ya me acabé la quincena”.

Puedes ser tu tía, tu mejor amigo, tu hermana o hasta tú quien no para de repetir estas expresiones que en lugar de impulsarte, te hunden.  Lo que tienes que hacer es poner en marcha acciones que te alejen de esos pensamientos ¿Qué tal si en lugar de decir -no tengo-, te dices a ti mismo que eres una persona que goza de abundancia? Tal vez, (por ahora) no es cierto pero recuerda que tu cerebro se cree todo lo que le dices.

Antes muertx que sencillx
Alto ahí. No debes tener mucha lana para verte bien. Una regla básica para tener una buena relación con tu dinero es no gastar más de lo que tienes, entonces ponte creativo y sácale provecho a lo que usas (arremanga tu camisa, rasga tus jeans para que se vean más cool y lee esto: La verdad de la ropa genérica vs la de marca.

Dices que trabajas mucho pero no te rinde el dinero
México es uno de los países que más horas trabaja pero que menos dinero gana. Algo debemos hacer para cambiar esta costumbre porque más horas no siempre significa productividad, por eso, debes obtener beneficios del dinero que ganas, sé inteligente con los movimientos de tu dinero y haz que tu dinero trabaje por ti. También te recomendamos 7 Tips para Aumentar tu Productividad.

Un día le preguntaron a Mark Zuckerberg que cómo le hacía para tener tanto dinero. Él contestó: Lo que sé es que no me iba a hacer rico trabajando como programador de jornada completa en la empresa donde me contrataron hace algunos años.

Echarle la culpa a todo el mundo porque no tienes dinero
“Es que mis papás nunca me enseñaron a ahorrar, ¡el gobierno se está robando todo mi dineroooo! o en la empresa donde trabajo me pagan muy poco dinero”.

Esta dinámica es muy común y funciona de la siguiente manera: No tienes buenos hábitos financieros/ Te das cuenta de eso y te pones de malas/ Tu solución es culpar a todo lo que te rodea/ No haces nada por cambiar eso que no te gusta/ Esperas toda la vida a que alguien venga y te salve/ Mueres frustrado.

El pasto del vecino siempre va a ser más verde que el tuyo
Esta es una expresión que data de la prehistoria, pero es cierta. Si te enfocas en lo que andan haciendo tus amigos o familiares, te va a llevar el tren. Mejor recolecta lo que sí haz logrado y ve por eso que quieres (no solo lo pienses, fija metas, haz una lista y toma decisiones).

¿Qué tal si en lugar de decir -no tengo-, te dices a ti mismo que eres una persona que goza de abundancia?
Cuida lo que dices, cuando gastes en algo o cuando veas que tu dinero se está acabando no pienses que te estás quedando pobre. Tu dinero debe estar en movimiento (gastos, deudas sanas, ahorro e inversiones).

Si sientes que tu dinero se va piensa que la idea de mantenerlo cerca a ti y no soltarlo no te ayudará en nada. No lo guardes bajo el colchón, ni lo atesores porque difícilmente crecerá. Deja que fluya, pero sobre todo, sé consciente de que tus pensamientos pueden cambiar tu vida tanto positiva como negativamente. Es tu decisión.

Por: Aura Ramírez Cornejo

Dános tu Opinión