banner ads

Errores comunes de los inversionistas

Ya tienes ahorros, quieres hacer que tu dinero trabaje para ti e incluso leíste el artículo de “Inversión para principiantes“…pero todavía hay mucho que aprender y por eso te decimos los 10 errores más comunes del inversionista.

1.- No investigar lo suficiente.


No debemos confundir una inversión con una especulación o una apuesta. Para poder invertir en algo, debemos hacer una investigación profunda; en el caso de acciones, lo mejor es conocer los planes de negocio, saber quienes ocupan los puestos importantes, conocer sus estados financieros, etc.

Además, debemos tener cuidado con las noticias: está comprobado que los medios de comunicación a veces exageran la información sobre los casos de éxito o fracaso, no hay que creer todo lo que vemos.

2.- No saber medir el riesgo.


Recuerda que toda inversión es un riesgo…y en el peor de los casos puedes perder todo. Debemos tener claro qué porcentaje de nuestro patrimonio podemos invertir, para esto te recomendamos utilizar la “Fórmula del Riesgo” para saber qué tanto debes arriesgar según tu edad.

3.- Invertir sin un horizonte de tiempo claro.


Debemos saber bien nuestros objetivos a corto, mediano y largo plazo. Si no se tiene una estrategia de inversión clara, es fácil confundirse y pensar que la inversión no va bien. Debemos tener inversiones para los siguientes 5, 10 y 20 años.

4.- Creer de más en nuestras emociones.


La inversión no es una cuestión de “corazonadas”. No porque nos guste una empresa significa que será un buen negocio para ti. Hay que tener cuidado en los momentos de euforia, y no permitir que el pánico ni la avaricia nos desvíen de nuestro plan.

5.- Quedarse viendo el espejo retrovisor.


Recuerda que los rendimientos pasados no garantizan rendimientos futuros y que una decisión de inversión se toma mirando hacia adelante y no hacia atrás.

6.- No soportar las pérdidas.


Debemos tener claro que en el mundo de las inversiones, no siempre se va a ganar. Saber que las pérdidas duelen más que las ganancias; “Cuando un inversionista pierde el 10% del valor invertido, experimenta un efecto psicológico más fuerte que cuando gana un 10%”.

Cuidado con caer en el error de “no vendo si estoy perdiendo, luego se recuperará”. Se recomienda establecer reglas de salida que nos ayuden a determinar fríamente en que momento seguir o no con una inversión.

7.- Confundir valor y costo.


Es común pensar que una inversión es buena porque el costo de entrada es bajo, pero eso no significa necesariamente un buen valor ni un buen negocio. Debemos buscar invertir en cosas de calidad, no en algo que está barato o de moda.

8.- Exceso de confianza.


Cuando una inversión va bien, tendemos a aumentar el riesgo para incrementar nuestra ganancia, pero los mercados son variables y no siempre funciona así. Respeta las reglas de riesgo de cada una de tus inversiones.

9.- No diversificar.


Es un error común tener nuestra inversión en sólo uno o dos activos, o invertir únicamente en empresas mexicanas por pensar que “las conocemos mejor”. Aquí aplica la famosa frase de “no poner todos los huevos en una canasta”. Según El Economista: Para un perfil de riesgo moderado, la recomendación es tener un 30% en acciones, un 45% en bonos, un 10% en oro y el 15% en efectivo.

10.- Olvidar los impuestos.


Es error común no considerar los impuestos y los cobros por cada movimiento financiero. Se recomienda asesorarse con contadores y expertos para no pagar más de lo necesario.

Dános tu Opinión