fbpx

banner ads

Hay seguros que te ayudan a deducir impuestos

Pareciera que la expresión: “Seguro para el Retiro” está de moda en el círculo social de nuestros abuelos, pero la realidad es que los que debemos ponernos abusados con este concepto somos nosotros (si estás leyendo esto, felicidades, vas por buen camino).

Ya lo hemos platicado… cuando llegue nuestra jubilación no percibiremos la misma cantidad de dinero que van a recibir nuestro padres cuando se jubilen (también puedes escuchar un podcast sobre cómo prepararte para el retiro), por eso es que tenemos que prepararnos para cuando llegue el “famoso retiro”, pero ¿por qué taaaaanta insistencia?

Según datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, sólo 7 de cada 100 mexicanos ahorran para el retiro y acá entre nos, los que desconocen del tema se están perdiendo múltiples beneficios fiscales ¿sabes lo que significa?

1.- ¿Por qué deberían interesarte los beneficios fiscales?

Photo by rawpixel.com from Pexels
Porque vienen incluidos específicamente en los Planes Personales para el Retiro y en el de Gastos Médicos Mayores. Es decir que si tú adquieres cualquiera de estos dos seguros, obtendrás uno que otro incentivo por el simple hecho de contratarlos.

Esto significa que puedes deducir impuestos y por lo tanto pagarle un poquito menos a Hacienda de una manera completamente legal. ¿ya te interesó? Sigue leyendo.

2.- Sé feliz y deduce tus impuestos

Feliz-Sonrisa

Enfocándonos en el Plan Personal para el Retiro, debes saber que al contratarlo podrás restar lo que aportas de tus ingresos del año, a esto se le conoce como “deducción de impuestos”.

Siendo más claros, supongamos que este año tienes ingresos de 100 mil pesos, y ahorras para tu retiro 20 mil pesos. Ese ahorro para el retiro puede restarse de tus ingresos y al momento de que el SAT te haga pagar impuestos sólo te considerarán 80 mil pesos en lugar de los 100 mil que en realidad obtuviste. Es importante resaltar que esta deducción de impuestos aplica en las declaraciones anuales, no en las mensuales.

Además de eso, cuando alcances tu edad de retiro (que por lo general es a los 65 años), la pensión que recibirás será neta. A diferencia de los seguros que ofrecen los bancos, tú estarás completamente libre de impuestos, así que olvídate de dar cierto porcentaje de tu dinero al gobierno.

…así que olvídate de dar cierto porcentaje de tu dinero al gobierno.

3.- ¿Y si ya no estoy para disfrutar de mis ahorros?

Dead

Si contratas un Seguro para el Retiro, en la mayoría de los casos también viene incluido un Seguro de Vida que respaldará a tu familia en caso de que fallezcas o tengas alguna incapacidad total o permanente. La dinámica es muy sencilla: Tú inviertes cierta cantidad del dinero y el seguro te devuelve una parte proporcional de lo que gastaste ¿suena bien, no?

Y aunque creas que eres de una generación que ya no necesita del retiro, te recomendamos que tengas un plan financiero para tu vejez. El paso más importante es animarse a ahorrar y dejar de lado el miedo al escuchar términos financieros. Tú y los “beneficios fiscales” pueden hacer una buena mancuerna, sólo date la oportunidad de conocerlos, recuerda que hoy tienes fuerza para trabajar y trazar tu futuro económico, eso no durará para siempre y entre más joven lo hagas, mejor.

Por: Aura Ramírez Cornejo

Dános tu Opinión