banner ads

No gastar nada en un año.

Es bien fácil decir algo, como por ejemplo, que no gastarás más esta próxima quincena, o que bajarás de peso este año, o que comenzarás una rutina de ejercicios. Lo difícil es llevarlo a cabo, y tener la disciplina para ser constante. ¿También suena fácil el decir que vivirás un año sin dinero?, bueno, no tanto….pero ¿es posible?

Aunque suena descabellado, es real. Hay personas que han logrado vivir un año completo “sin gastar dinero”. Claro que ha sido necesario planear de sobremanera para que esto ocurra, y amarrárselos para dejar por completo el mundo del consumismo al mejor estilo minimalista. ¿Quiénes son estas personas y cómo lo hicieron?

La familia Dannemiller: el reto de no gastar nada en un año


Scott y Gabby Dannemiller son un matrimonio que ha formado una familia promedio, con gastos promedio y tentaciones promedio. Tienen dos hijos: un chico y una chica. Y un buen día, en medio de la ajetreada vida urbana, decidieron darle a sus amadisimos hijos una lección de vida:

No es necesario gastar de más, pues lo importante son las experiencias. De hecho, nosotros sabemos que hay 5 formas de gastar en la felicidad.

Bajo esta premisa, la familia Dannemiller se embarcó en una aventura sin igual, y se retaron a no adquirir nada que no fuese una necesidad básica; llegó así el momento para despedirse de los lujos, los caprichitos, los viernes de tacos con los amigos, la comida rápida, los restaurantes, el cine, etcétera, etcétera, etcétera.

¿Fue posible?
No del todo.

Gabby y Scott confiesan que compraron algunos artículos innecesarios (siete en total) para regalarle a sus hijos por sus buenas calificaciones y sus logros, la mayoría de ellos eran prácticos y servían para el deporte. Aunque no lograron del todo su reto, me pregunto ¿cómo cambiaría mi vida si sólo hiciera siete gastos innecesarios en un año?

Michelle McGagh: una joven que dejó de gastar un año


Una londinense nos muestra que además del ahorro en familia, podemos hacer el reto como individuos. Michelle McGagh, motivada por su deuda hipotecaria, juró dejar de gastar dinero en nada que no fuera imprescindible. Lo que más le dolió fue dejar de comprar ropa, pero su esfuerzo valió la pena.

Aunque Michelle se sintió aliviada al terminar el año de restricción, su actitud se había transformado y no tenía deseos de regresar al estilo de vida consumista que llevaba antes.

Aún así le invitó una ronda de tragos a sus compas, como lo harás tú después de seguir nuestros consejos ;)

5 Consejos para vivir un año sin gastar en cosas innecesarias.

1.- Cocina un día para toda la semana.


Durante ese año Michelle descubrió que le convenía cocinar en grandes porciones para reducir costos, por lo que dedicaba un sólo día a la semana para preparar la comida de los siguientes 7 días.

2.- Encuentra entretenimiento que no requiera dinero.


En ambos casos, la creatividad fue parte fundamental para sobrevivir felices. Tanto la familia Dannemiller como Michelle encontraron que una estrategia básica para ahorrar es el disfrutar de actividades que no requieren dinero, como pasear por el parque o tomar el sol. ¿No te suena muy divertido? Agrega el hábito de la lectura.

3.- Planea tu día con anticipación.


Una de las habilidades utilizadas por la familia Dannemiller fue el planear los gastos que realizarían con la mayor antelación posible. El tener un “guión a seguir” facilitará tu toma de decisiones, porque sabrás qué gastos no están contemplados, y te será más sencillo rechazarlos. Incluye en tu planeación todo lo que implique un movimiento de dinero.

4.- Asiste a eventos gratuitos.


Michelle revela que al darse cuenta de la situación en la que se había metido, tenía que encontrar otro tipo de diversión social. La respuesta: eventos gratuitos. La solución no fue tan difícil, simplemente hay que buscar eventos como inauguraciones de arte, presentaciones de libros o productos, catas de vino o proyecciones de películas en Eventbrite o en redes sociales. La londinense asegura que además de poder socializar (y muchas veces comer y tomar) sin gastar dinero, adquirió más conocimientos culturales.

5.- Capitaliza tus relaciones interpersonales.


Tus amistades pueden ser una buena herramienta para recurrir a formas de entretenimiento que, en otra circunstancia representaría un gasto, o para ahorrar dinero en situaciones cotidianas. Lo más adecuado sería llegar a algún acuerdo que no represente una salida de dinero extra de tu parte. ¿tu compras los ingredientes y yo preparo la cena? Si tus amigos están de acuerdo, podrás pagarles sin gastar.

Dános tu Opinión