fbpx

banner ads

7 errores de los expertos financieros

Invertir en la bolsa, en bienes raíces, en negocios de emprendimiento y en otras áreas no nos hace infalibles, simplemente nos da experiencia. Por eso, aquí enlistamos algunos de los errores que hemos cometido los mismos que desarrollamos esta plataforma ya que, aunque nuestras decisiones financieras nos hayan dejado pérdidas y ganancias, nuestros errores también nos dejan muchas lecciones.

Este artículo comparte publicación parcial con Grupo Reforma, en su nota titulada “10 errores de especialistas en finanzas personales

No saber medir el riesgo

Normalmente hacemos inversiones financieras porque las hemos estudiado y creemos que pueden dar un retorno, asumiendo cierto riesgo. Pero a veces arriesgamos más, o menos, de lo que debemos y nos perdemos de oportunidades o perdemos nuestro dinero. Aprender a medir el riesgo es fundamental también para mantener la calma y una cabeza fría. Afortunadamente, hay estrategias para hacerlo, te recordamos la Fórmula para medir el Riesgo en tu vida.

No entender en qué pones tu dinero


Ya sea que te interese el Bitcoin, otra criptomoneda, alguna acción, Forex, un negocio o cualquier otra oportunidad, muchas veces lo que leemos se ve todo muy positivo y nos aventuramos (sabemos que lleva un riesgo). Pero así como Dios está en los detalles, el Diablo está en las letras chicas y en ocasiones no consideramos la utilidad real después de impuestos, comisiones, retenciones, etc. Es importante considerar todos los detalles.

Ignorar oportunidades por ser diferentes

Cuando eres inversionista de diario, entiendes cómo funcionan los sistemas financieros y los negocios actuales, pero a veces por seguir una forma de trabajo, es posible que dejemos pasar oportunidades rentables porque no siguen los estándares y las formas normales de como operan los negocios que son exitosos actualmente. Debemos mantener una mentalidad abierta.

Ponerle emociones a las inversiones


A veces tenemos corazonadas y creemos en ciertas oportunidades, ¡hasta nos encariñamos! Y si no pensamos con una cabeza fría, podemos tomar malas decisiones. Debemos tener cuidado por entrar a algo sólo porque es tendencia y tenemos miedo de quedar fuera (el famoso FOMO), lo mejor siempre es analizar la situación y tomar una decisión racional y bien medida.

En el mundo de la inversión, debemos saber combinar la intuición con la técnica, siempre respaldados por la información.

No tener claros los periodos de inversión

Este es un problema de principiantes, pero le pasa hasta a los mejores. Se trata de aquellas veces en que invertimos en alguna oportunidad pensando que traerá un retorno en cierto tiempo, pero no consideramos que eso puede fallar y el tiempo se puede extender, por lo que nuestro retorno pierde mucho valor y nos limita para tomar otras oportunidades financieras. Lo que debemos hacer siempre, es tener inversiones en corto, mediano y largo plazo.

No Ahorrar Para El Retiro

A veces nos creemos tan inteligentes que preferimos “mover el dinero” que ya tenemos para buscar más ganancias y no ponemos nada en uno de los fondos más importantes de nuestra vida, el retiro. Recuerda que no por ser algo a muy largo plazo, lo puedes hacer hasta el final. Independientemente del tipo de retiro que quieras tener, si empiezas temprano, será mucho más fácil.

Olvidar que existen ciclos financieros


La historia de la economía nos dice que hay crisis y recesiones con una temporalidad relativamente predefinida (5 años), pero a veces ponemos dinero en cosas que tienen mucho potencial, pero que pueden morir fácilmente en una crisis. Hay que poner mucha atención a las tendencias macroeconómicas para tener un poco más idea de qué puede pasar en los próximos años. Recuerda que este es uno de los pilares de la riqueza.

Dános tu Opinión