banner ads

Una vida increíble o una vida normal

James Victore es un reconocido creativo acostumbrado a escribir sobre sus experiencias y a dar conferencias. Es un tipo entretenido, inteligente e interesante.

En una de sus conferencias hablaba de cómo ha logrado trabajos sólidos, presentando sus ideas a través de grandes clientes, motivando en cierta forma a los estudiantes para que hicieran de su vida (y su trabajo) lo que realmente cada uno cree. Pero en medio de todo el rollo inspirador, un estudiante levanta la mano para hacer una pregunta:

“Entiendo lo que dices sobre tomar riesgos en nuestra profesión…pero yo tengo una renta que pagar”.

Para Victore fue como una puñalada en lo más profundo de sus ideales. Era increíble que a tan corta edad ya lo hubieran educado para ser un Don Nadie. Adiós a la juventud y la aventura. Adiós al riesgo y a las ganas de triunfar. Impresionado por la actitud y la limitación de aquel estudiante, Victore respondió:

- ¿Cómo te llamas?
– Tomás
– OK Tomás, te diré lo que va a decir tu tumba: “Aquí yace Tomás, el hubiera hecho cosas muy importantes…pero tenía que pagar la renta”.

Lo que Victore quizo ejemplificar es una verdad muy simple: para tener grandes logros, hay que hacer grandes sacrificios.

Utilizando la proyección de la muerte, Victore nos recuerda que la vida es corta, y que lo que hacemos desde ahora la define.

Dar ese paso hacia un trabajo apasionante en sintonía con tus sueños puede parecer imposible, sobre todo cuando las responsabilidades diarias apremian. Pero Victore comparte 5 puntos que son importantes para quienes vacilan entre hacerlo o no.

1.- Toda decisión tiene un costo.


¿Quieres ser freelancer? Lánzate, pero sé consciente de que uno de los costos es vivir en incertidumbre financiera y que quizá no podrás pagar un estilo de vida lleno de lujos. ¿Quieres estar en un trabajo que te apasiona, que te promete un ascenso y al mismo tiempo te desgasta al punto de tener ojeras más profundas que las arrugas de tu abuelita? Lánzate, pero sé consciente de a costa de qué tomas esa decisión. Nuestra principal recomendación es que hagas un plan financiero para que puedas aguantar varios meses (o años) con un estilo de vida apretado. Esto se logra a través del ahorro.

Lo importante es que si tomas una decisión, conozcas de antemano el panorama y afrontes tanto la gloria como el sudor con un plan y, de preferencia, una buena cantidad de ahorro.

2.- Falla en tus propios términos.


Hay trabajos en los que simplemente el desgaste carece de sentido. Cuando uno apuesta por realizar un sueño o trabaja en algo que le apasiona, las horas extras, el cansancio, los pendientes eternos, cobran un sentido diferente. ¿Y si fallas?

Es casi un hecho que te equivocarás, pero al menos lo harás persiguiendo tus propias metas.

3.- Necesitas ser valiente para seguir tu camino.


Definitivamente esto es un aspecto de lo más importante. Ser valiente implica no dejar que tu talento se quede estancado mientras trabajas en algo que otros prescribieron para ti. Implica poder decir que NO a trabajar con un cliente millonario en quien realmente no crees. Implica vivir bajo tus propios términos.

4.- Lleva control de tus finanzas.


El dinero es una herramienta muy valiosa para lograr tus sueños. Respalda tus pasos en esta aventura con el correcto control de tus finanzas; como ya mencionamos, la idea no es que te lances a hacer lo que te apasiona sin un presupuesto o un plan de negocios que lo sostenga, sino que avances poco a poco construyendo tu sueño sin que por ello pases hambre. Recuerda:

Si la vida fuera un muro, los ladrillos serían tus proyectos y el cemento el dinero que los mantiene unidos.

5.- Cambia los paradigmas.


A veces hacemos pausas en nuestra vida para cuestionarnos a dónde hemos llegado y si el lugar en donde estamos realmente nos llena. Hay quienes deciden replantear su camino, regresar en sus pasos y probar en otra dirección. Nunca es tarde para preguntarnos estas cosas. No es tarde para cuestionar las convenciones que nos definen y cambiar el rumbo si así lo deseamos. Encontrar otras formas de hacer tu vida, es el camino de la creatividad.

La vida es corta. Date cuenta de que tus decisiones la definen… ¿qué quieres hacer?

 

Conoce más de James Victore con el siguiente video:

Artículo basado en un texto original de James Victore.

Dános tu Opinión