banner ads

Tu primera Tarjeta de Crédito

Así que ya te crees muy adulto, pero no tienes una tarjeta de crédito. Tachita, tachita.

 

Las tarjetas de crédito son medios de pago para comprar inmediatamente y pagar después. La gran diferencia con una tarjeta de débito, es que el “crédito” no es tu dinero sino un límite de deuda que te permite el banco. De esta manera, comprar a crédito significa en realidad que estás adquiriendo una deuda, por eso son muy importante las 7 cosas que debes saber al sacar una tarjeta de crédito.

Beneficios de tener una Tarjeta de Crédito

via Travelchannel.com
via Travelchannel.com
  • Te permite iniciar un historial crediticio, lo cual es súper positivo a futuro cuando quieras pedir grandes préstamos al banco para enfrentar los 4 monstruos de la vida. ¿No sabes qué es el historial crediticio o piensas que el Buró de Crédito es algo malo? Necesitas leer el WTF con el Buró de Crédito.
  • Te permite hacer compras al momento y con pagos diferidos sin la necesidad de desembolsar efectivo.
  • Te ofrece beneficios en seguros, viajes, aerolíneas, eventos, tiendas departamentales, compras por internet, etcétera.

Cómo tramitar tu primera TDC

1. Considera tu Salario

Tu sueldo puede determinar si obtienes una tarjeta de crédito o no. Los bancos definen un mínimo que debes percibir para asegurar que puedes pagar tranquilamente tu crédito sin que termines empeñando los calzones. Así que elige el tipo de tarjeta que puedes pagar de acuerdo a tu salario. Existen distintas tarjetas para diferentes perfiles de cliente, pero al tratarse de tu primera tarjeta, es probable que los bancos ofrezcan su tarjeta más básica con un costo de anualidad bajo en comparación a tarjetas con límites de crédito más altos, ¡incluso hay tarjetas que no cobran anualidad! En la CONDUSEF podrás encontrar todas las tarjetas de crédito que se ofrecen en el país. 

En México existen más de 130 alternativas, considerando tarjetas bancarias y comerciales, con distintas características que se ajustan a tu perfil.

2. Comprobante de ingresos

Tus ingresos deben ser comprobables, es decir, necesitas un documento que avale que recibes un sueldo mes con mes. Estos documentos pueden ser recibos de nómina o estados de cuenta. Si trabajas por tu cuenta, también puedes obtener un comprobante de ingresos y nuestros amigos de ComparaGurú, la comparadora en línea, nos dicen cómo.

3. Historial crediticio

Los bancos necesitan saber si eres responsable y puntual con tus pagos, para ello revisan tu historial crediticio en el Buró de Crédito. Pero, ¿qué pasa si nunca has comprado a crédito? ¿qué tal si eres un recién egresado? Bueno, hay diversas maneras de sumar a tu historial y es que todos, al momento de comprar o adquirir un servicio que esté a nuestro nombre, aparecemos en el famoso Buró. Algunos de estos servicios pueden ser el pago del teléfono fijo, el plan de tu celular, un préstamo personal, una tarjeta departamental, servicios de televisión de paga o de streaming por internet.

Artículo Relacionado

WTF con el Buró de Crédito

Vocabulario básico

Estos son los conceptos básicos que debes conocer al tramitar tu tarjeta:

  • CAT: Monto que el banco cobra anualmente por prestarte el dinero del cual dispones.
  • Pago mínimo: Es lo mínimo que debes pagar de tu deuda al mes. Nosotros te recomendamos siempre pagar más que el mínimo, aquí te decimos por qué.
  • Intereses: Todas las tarjetas de crédito cobran intereses y se calcula mensualmente sobre el saldo de tu tarjeta. Este es un factor que investigar en diferentes bancos para decidir cuál tarjeta te conviene.
  • Límite: Es el monto máximo que puedes gastar.
  • Corte: Es una fecha mensual que define el banco para calcular tu deuda, pago mínimo e interés.
  • Saldo: Es el dinero que aún debes al banco después de pagar.

Identifica tu patrón de pago para elegir tu tarjeta de crédito: 

Si mes con mes tu deuda vas a liquidar, en la Anualidad te debes de fijar. Si mes con mes endeudado vas a quedar, al Costo Anual Total debes pelar.  

Consejos de uso

  • Utiliza la tarjeta sólo para gastos programados y/o emergencias.
  • Siempre paga el saldo completo al corte, evita pagar únicamente el mínimo.
  • No te esperes a la fecha de corte para pagar. Recuerda que tus pagos oportunos o impuntuales quedarán registrados en tu historial crediticio negativamente.
  • Una vez que tengas dominada tu primer TdC, considera tener dos porque es la combinación perfecta.

¿Y si caigo en la desgracia?

Hay una salida para los que tienen un historial de pagos negativo: las tarjetas “garantizadas” que se basan en la cantidad que tengas en una cuenta de ahorro. Es decir, básicamente tu crédito es tu ahorro.

¡Esperamos que esta información te ayude! No olvides consultar reseñas del banco de tu interés, evalúa la tarjeta que mejor se elija a tus necesidades y tu patrón de pago, después de esto… ¡pura actitud!

Artículos Relacionados

Dános tu Opinión