banner ads

Primero hay que pagarse uno mismo

Sí, sabemos que es un cliché, sabemos que lo has escuchado mil veces y que tal vez crees que es sólo bullshit financiero, pero no nos cansaremos de decirte que lo más importante para formar riqueza es pagarte a ti mismo.

Pagarse a sí mismo consiste sencillamente en destinar una parte de tu ingreso a tus ahorros de forma directa antes de cualquier otra cosa, incluso antes de deudas o recibos. Incluso con casi un siglo de vejez, este consejo financiero sigue siendo oro puro.

Pero, ¿A quién se le ocurrió?

La respuesta corta es: al hombre más rico de Babilonia.

La verdadera es, George Samuel Clason, un emprendedor norteamericano, a quien se le atribuye el concepto de “pagarse primero” en 1920, ya que en esos años Clason comenzó a distribuir boletines en bancos, casas de inversión y compañías de seguros. ¿De qué iba la cosa? Los panfletos entregaban sabiduría financiera en forma de parábolas que transcurrían en la antigua Babilonia.

Ya para 1930 Calson había logrado compilar sus parábolas en un libro titulado “El hombre más rico de Babilionia” y publicarlo por su cuenta. Hoy ya se han vendido más de dos millones de copias en 26 idiomas.

De hecho, esto nos recuerda la historia de una plataforma en internet que durante más de dos años publicó consejos financieros en redes sociales, y en abril del 2017, publicó su primer libro. Obvio, estamos hablando de nosotros mismos :P ¡hazte el favor y compra un  libro!

Querido Dinero libro

Las ventajas de pagarte primero a ti mismo.

1.- Al guardar el dinero desde que lo recibes será más fácil evitar gastos impulsivos y compras innecesarias.
2.- Te acostumbras a vivir con un poquito menos, haciendo honor a la idea de que es posible ser feliz con menos.
3.- Puedes crear un fondo de emergencias por si falla tu automóvil o te enfermas de gravedad, agradecerás haber guardado un poco de tu dinero. Recuerda que debes guardar por lo menos 3 meses de tu sueldo.
4.- Puedes empezar un fondo seguro y firme para tu futuro.
5.- ¡Tendrás tranquilidad! Si ni ahorramos sufrimos más de estrés, pero si separas dinero desde antes, tendrás la seguridad de que hay algo ahí.
6.- Mejor aún, puedes ahorrarte la necesidad de mover el dinero de un lado a otro y automatizar el proceso de pagarte primero, de esta manera se irá a una segunda cuenta, fuera de vista.

Pagarte primero: el motor invisible del emprendedor

Es posible que como emprendedor creas que la mejor opción sea reinvertir todo lo ganado en lugar de sacar dinero de tu negocio, después de todo, eso es lo que lógicamente debería de ser mejor para incrementar tus ganancias. Sin embargo, el verdadero motor no es el dinero, sino el líder…así que págate primero y además considera, ¿qué pasa si tu negocio fracasa?, lo pierdes todo.

Se trata de pagarte a ti mismo, sin desbalancear al negocio ni matar a la gallina de los huevos de oro. Haz tu plan de negocios y proyecta el estilo de vida que llevarás. Usa herramientas financieras como presupuestos para asegurarte de poder pagar tus costos de vida y hacer rentable tu negocio.

MORALEJA

Aplicar el pagarse a sí mismo es más fácil de lo que crees. Por ejemplo, si percibes 6,500 a la quincena, haz todos tus presupuestos como si tu ingreso fuera de 6,000, destinando 500 pesos a tu paga. El dinero que no ves, no te tienta a gastarlo.

La idea de pagarse a sí mismo no es nueva, pero por una buena razón sigue con nosotros, funciona. Todas las ventajas que esta estrategia financiera trae consigo nos permiten ahorrar, emprender y cumplir nuestras metas económicas.

Dános tu Opinión