banner ads

!¿Por qué chingaos necesito un seguro!?

Si ya estás leyendo esto, empecemos por aceptar un par de realidades: los accidentes suceden…y si, algunos te pasarán a ti.

Como humanos, normalmente somos optimistas. De hecho existen estudios que indican que siempre pensamos que lo que viene en nuestro futuro es mejor que todo lo que nos ha pasado antes. En otras palabras, creemos que lo bueno de nuestro pasado seguirá ocurriendo, pero que lo malo ya no sucederá tanto. Conveniente, ¿no?

Pero la vida no es así…

Ouch…si tan solo fuéramos más realistas.

Pues algo de esa realidad tiene que ver con ese momento de la vida adulta donde nos damos cuenta que sí, es bueno tener seguros. Es simplemente, una actitud responsable con tus finanzas personales.

Sin miedo…o tal vez con un poquito, aquí te dejamos algunos datos duros:

Algunas cifras de los seguros en México:

  1. Del total de la población mexicana, sólo el 7% (8.5 millones de personas aseguradas) cuenta con un seguro médico, ya sea de Gastos Médicos o Salud. (fuente)
  2. 15 de cada 10,000 asegurados sufren enfermedades o accidentes con un costo mayor al millón de pesos.
  3. El cáncer es el padecimiento de mayor severidad, del cual, 30% corresponde al cáncer de mama (fuente)
  4. En México ocurren 2.4 millones de accidentes viales al año y sólo el 30% del parque vehicular cuenta con la protección de un seguro (AMIS)

Básicamente, estamos bastante “des-asegurados”.

Pero, ¿Por qué conviene tener un seguro?

Sí…es horrible pensar que una parte de nuestro preciado ingreso se nos va a ir en un gasto “por si acaso” llega a pasar algo…!¿y si nunca pasa, maldita sea?!

Desgraciadamente, respondemos a esa pregunta, con otra pregunta: ¿y si pasa?

El tema de los seguros es que podemos traspasar la responsabilidad de un desafortunado evento a una aseguradora, a cambio de una prima (muchas veces, una mensualidad). Porque si no lo haces, el riesgo de ciertos accidentes puede desbalancear tus finanzas de manera alarmante, ¿te imaginas ser uno de esos que sufren accidentes o enfermedades que cuestan más de un millón? El riesgo es demasiado alto.

Y ¿qué onda con los seguros?

Lo básico que debes saber es que hay muchos tipos de seguros, con distintas características, costos y coberturas. Seguros de vida, de gastos médicos, de salud, para tu vehículo, para tu casa, para tu trabajo…también hay seguros raros como para tu mascota, para fenómenos paranormales, seguros para enamoramientos o incluso unos más específicos como aquel que protege el trasero de Jennifer López.

En el caso de la mayoría de nosotros, lo más recomendable es tener un seguro de Gastos Médicos. Si hay gente que depende de nosotros, también un seguro de vida. Y si tenemos objetos valiosos como un coche o una casa, pues también.

El mundo de los seguros es profundo y puede ser complicado, por lo que estaremos publicando más al respecto. Sin embargo, por lo pronto te decimos que si ya estás en ese momento de adquirir uno, te recomendamos hacer una investigación exhaustiva, pues cada vez hay más opciones, con mayor flexibilidad y para todos los presupuestos.

Hay algunos conceptos básicos que seguramente te toparás en tu investigación, aquí te anticipamos algunos:

  • Póliza: el “contrato” que adquieres con la compañía y el papelito que te protege.
  • Agente: Asesor de seguros autorizado por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas para vender los productos de las aseguradoras.
  • Asegurado: Es la persona a quien se le otorga la cobertura de un seguro, ya sea en sí misma, en sus bienes o intereses que están expuestos al riesgo.
  • Asegurador: Empresa (o persona) que asume o toma riesgos ajenos a cambio de una prima correspondiente.
  • Prima: Sinónimo de “costo”. Es el importe que determina la aseguradora, como contraprestación o pago, por la protección que otorga en los términos del contrato de seguros ó póliza. Cuidado, este concepto se puede subdividir en “prima”, “prima neta”, “prima total”, etc, según los rubros que incluya.
  • Deducible: Cantidad mínima que debe costar el accidente para que la aseguradora se haga cargo. Debajo de esa cantidad tú pagas, arriba paga la aseguradora.
  • Coaseguro: Concepto que permite compartir la responsabilidad económica en el caso de accidentes. Arriba del deducible, hay un porcentaje (el coaseguro) que pagas tú y otro la aseguradora.

Dános tu Opinión