banner ads

Plan Financiero.

Muchos tienen propósitos y metas de año nuevo, pero ¿realmente conocen el camino para lograr los objetivos?

Uno de los hábitos más importantes en términos de finanzas personales es el mantener un Plan Financiero actualizado, el cual funciona como una herramienta para tomar decisiones y lograr metas económicas. Aquí lo explicamos con más detalle.

Recomendamos hacer un spreadsheet (tabla tipo excel) donde, en la columnas se ubican los meses y en los renglones, los siguientes conceptos:

  1. Gastos fijos: todo aquello recurrente y básico en tu estilo de vida.
    1. Rentas de celular, vivienda, servicios, víveres de supermercado, transportación, etc.
  2. Gastos variables: aquello recurrente pero que no es necesario.
    1. Comidas en restaurantes, antojos, nightlife, “gustitos”, etc.
  3. Pagos importantes: aquello que se hace pocas veces al año.
    1. Seguro médico, seguro del automóvil, tenencia, predial, colegiaturas, vacaciones, mantenimiento del coche, mantenimiento al hogar, etc.
  4. Ingresos fijos: entradas de dinero constantes y seguras.
    1. Sueldos y salarios. Rentas por algún bien.
  5. Ingresos variables: entradas de dinero que varían en el tiempo.
    1. Utilidades en un negocio, trabajos de freelance, ventas esporádicas de productos, actividades tipo “hobby” con remuneración, etc.
  6. Imprevistos: aquellos gastos que no podemos predecir.
    1. Una tubería rota, un accidente automovilístico, una compra hecha por ser una buena oportunidad, etc.
  7. Ahorro meta: lo que se desea tener ahorrado al final del período.
  8. Ahorro real: lo que se tiene ahorrado al final del período.
  9. Deuda meta: en caso de tener una deuda, el monto que se desea tener al final del período.
  10. Deuda real: en caso de tener una deuda, el monto real al final del período.
  11. Porcentaje de cambio: indicador porcentual que mide el balance general y lo compara con el período anterior, arrojando un número de crecimiento o decrecimiento según los resultados. Esto se puede aplicar para varios de los campos anteriores, el concepto es simple: tomar una cantidad significativa en el período (por ejemplo, la suma de ingresos – la suma de gastos) y compararla con la del período pasado.

Una vez que se traza la matriz, hay que hacer una proyección de cuánto se gastará en cada concepto, cada mes. Aquí es importante recordar los hábitos propios y la experiencia del pasado para proyectar números cercanos a la realidad.

Después hay que actualizar los datos con los números reales, una vez a la quincena. Para ésto recomendamos dos cosas:

  1. Lleva un control estricto de tus gastos. Es un hábito que te ayudará a lograr metas económicas, hay muchas apps para ello, algunos ejemplos son: DailyCost, Spending o Spending 2.
  2. Calendariza una sesión quincenal con tu Plan Financiero. Realmente hazlo, apúntalo en tu calendario (recomendamos Google Calendar) y crea recordatorios, éstos te pueden llegar por mail y a tu celular para que no olvides actualizar el documento.

No hay excusa para no mejorar nuestras finanzas personales. Es muy importante actualizar constantemente el Plan Financiero y ajustarse a la proyección inicial, de ésta manera podremos cumplir objetivos a corto plazo y disfrutar los beneficios a largo plazo.

Dános tu Opinión