banner ads

Mi crush y yo respondimos 50 preguntas sobre dinero y esto fue lo que pasó

Me llamo Marce y me gusta jugar juegos de mesa, a veces.

Me encantan los juegos de estrategia y tengo algunos cartuchos para mis consolas portátiles sin embargo: no me gusta perder.

Ya sé. Es la peor característica de un jugador, pero me lo permito porque no es uno de mis pasatiempo principales. En general, me considero una amateur. Una bebé, un retoño debilucho que detesta la sensación de pérdida. Nunca he llorado, al menos no todavía, por haber perdido un juego.

Mi vida en el mundo ñoño me llevó a conocer a un sujeto que es todavía más fan de los juegos de mesa. Es alto, moreno y gracioso, aunque no más que yo. Lo describo para que se lo imaginen conmigo y sepan que por algo me gusta. El detalle está en que soy un poquito bruta con la manera en que abordo estas cosas del ligue. Otra mala costumbre para quien no le gusta perder.

Eventualmente, lo invité al cine. No sé de dónde me salió el valor para hacerlo porque no había bebido ni una gota de alcohol, pero él aceptó. Lo cité en mi casa para irnos juntos. También dijo que sí. Empezó el sueño.


Sorpresa, con lo que no contaba es que el muchacho iba a llegar más temprano de lo que esperaba, casi dos horas antes. Lo invité a pasar. Un saludo y luego de eso, nada… estaba segura de que el silencio incómodo iba a ser insoportable, pero recordé un regalo inesperado que me hizo una amiga hace un mes.

Un saludo y luego de eso, nada… estaba segura de que el silencio incómodo iba a ser insoportable

Si de juegos se trata, soy picky y mi amiga lo sabe. Además de irme por diseño, me gusta la facilidad de juego y por una calificación empírica de la diversión aproximada que podré tener. Por esto, me compró el Juego de Cartas de Querido Dinero. Cabe aclarar que cuando me lo regaló yo no tenía pareja, pero pensé que sería una dinámica interesante para aplicar cuando la tuviera.

50 Preguntas Sobre Dinero

En esa situación y sabiendo que él no se iba a negar a un juego de cartas, cuando lo saqué, el color azul de la caja brillante nos animó. Cuando empezamos a jugar, la tarde pasó de ser rara a ser intensa y eventualmente a ser genial. Carta por carta, conocí sus mañas y sueños financieros y él también conoció los míos. Recuerdo en específico un intercambio que vale la pena compartirles.

Yo: ¿Dejarías que un extraño le diera un besito de lengua a tu pareja por $5,000 pesos?
Él: Sí.
Yo: … ¿Por qué?
Él: $5,000 bolas son $5,000 bolas…además no significaría nada para ella.

Díganme en qué país uno puede discutir con esa lógica de caballeros.

Pasamos el resto de la tarde entre risas, bromas y hasta después de haber guardado el juego para ir al cine, seguimos platicando sobre nuestros proyectos financieros. Fue extraño hablar de dinero con él, pero no me incomodó. Sé que el dinero en las relaciones es un tema tabú, también sé que una gran mayoría de los problemas en pareja son por dinero. De hecho, mis papás no hablaron de él hasta que se comprometieron.

Pero en este intercambio fugaz, entendí que nunca es demasiado pronto para hablar de dinero. Mucho menos si hay interés.

Si les quedaba la duda, la historia tiene un final feliz. Pero no en el sentido que están pensando.

Pasaron un par de meses de citas y pláticas para para ser oficialmente novios. Ambos estamos contentos en una relación sincera y abierta en donde hablamos de todo. Sí, de todo, hasta de dinero.

Aprendí que ser vulnerable en temas financieros con una persona que te gusta no es el problema.

La cosa va más allá. La información que sale de las 50 Preguntas Sobre Dinero Edición Parejas, no sirve nada más para conocer a la otra persona sino también, para entender cómo funcionan tus hábitos financieros y en dónde están puestas tus prioridades. Así, las comparas con quien te interesa compartir tu tiempo y pueden empatar metas para lograrlas más rápido. Lo mejor de todo, es que además de haberme ayudado a encontrarme con quien ahora es mi pareja, este juego de cartas también me enseñó que no en todos los juegos se pierde.

 

Artículos Relacionados

Dános tu Opinión