banner ads

La verdad sobre las Tarjetas de Crédito

¿Las Tarjetas de Crédito son buenas o malas?

Poom. No hay mejor forma de iniciar este post que con el gran debate para definir si las TDC (Tarjetas de Crédito) son buenas o malas. Todos hemos escuchado por ahí de gente que “nunca tendría una tarjeta”, y otros que han hecho maravillas con ellas. Aquí te decimos el por qué de esta bipolaridad.

Además, lo haremos muy rápido: nuestra respuesta es que sí conviene tener Tarjetas…siempre y cuando las sepamos usar. En pocas palabras, si eres irresponsable con ellas y sólo las usas para caer en deuda, obviamente te afectarán. Pero si las sabes usar, obtendrás muchos beneficios.

¿Cómo funcionan las Tarjetas de Crédito?

Las Tarjetas de Crédito te pueden abrir muchas puertas…literal y figurativamente. Son productos financieros que nos permiten disponer de dinero del banco para hacer compras. El proceso es algo así:

  • El usuario utiliza su TDC para hacer una compra. El banco avala que te presta ese dinero y le paga a la tienda o comercio.
  • Después de la fecha de corte, el banco hace la suma de todo lo “tarjeteado” y le pide el pago al usuario.
  • Si el usuario paga todo a tiempo, no le cuesta un sólo centavo extra. Pero si se retrasa en pagar, incurre en cargos por interés, es decir que si no le pagas en cantidad y tiempo al banco…le vas a pagar más de lo que gastaste. Y sí…esta es la principal forma en la que las TDC se vuelven rentables para los bancos.

¿Y qué sucede con términos mágicos (pero complejos) como los Meses sin Intereses? La teoría es que las TDC en ocasiones te permiten hacer un pago en varios meses (en vez de hacerlo de contado, como cuando pasaste la tarjeta) y no te cobrarán de más…pero ten cuidado porque la verdad es que la frase es más compleja de lo que aparenta, te lo decimos con detalle en La verdad sobre los meses sin intereses.

¿Por qué usarlas? 5 razones para utilizar las Tarjetas de Crédito

Ya lo dijimos antes: si eres irresponsable con el uso de la Tarjeta, te puede ir muy mal financieramente. Pero si lo haces bien, puedes tener muchos beneficios, aquí te damos algunas razones para hacerlo correctamente.

 

  • Aprendes a controlarte y a manejar tu dinero profesionalmente.
    Aunque suene raro, una tarjeta te puede ayudar a ser más administrado porque tienes un registro más claro de tus gastos, porque puedes poner un tope y porque tienes que estar al pendiente de fechas de pago. Es decir, te obligas a tener en mente a tu dinero.
  • Generar historial crediticio.
    Usar una tarjeta correctamente puede mejorar bastante tu historial crediticio y aunque esto suene aburrido e innecesario, confía en nosotros cuando te decimos que te conviene tener un buen score porque no sólo te darán créditos más grandes (como para comprar un auto o comprar una vivienda) sino que también te darán mejores condiciones.
  • Promociones de Meses sin Intereses.
    Ya hablamos un poco del tema y de los riesgos, pero si lo utilizas correctamente te puede servir para comprar cosas grandes sin soltar tanto dinero en una sola exhibición.
  • Seguridad, no cargar con efectivo.
    Tal vez pienses que tener una tarjeta es peligroso porque te la pueden clonar y aunque todavía es cierto, cada vez es menos común. De hecho, a nosotros se nos hace más seguro andar con un plástico (que se puede cancelar con una llamada y que tiene garantías) que traer efectivo en la calle.
  • Puntos y Recompensas.
    Uno de los beneficios es que casi todas las tarjetas tienen programas de lealtad en los que te dan recompensas en objetos, monederos electrónicos, viajes o experiencias. Así que si lo utilizas bien, tendrás tu premio.

¿Cómo utilizar las Tarjetas de Crédito? Tips de los expertos.


Si ya te decidiste a utilizarlas constantemente, aquí te decimos cómo hacerlo correctamente.

  1. No la utilices para comprar cosas que “ahorita no te alcanzan”. Las TDC no son una extensión de tu sueldo.
  2. No te retrases en los pagos porque si sólo pagas el mínimo, te endeudas al máximo. Paga siempre la totalidad de tu cuenta, en el tiempo adecuado.
  3. Utilízalo para pagar cosas que ya tengas ahorrado. De esta manera tu tarjeta sirve sólo como un método de pago y una herramienta para mejorar tus finanzas.
  4. Utiliza hasta el 50% de tu línea de crédito, no más. Esto se verá mejor para las instituciones de crédito. Te recordamos que esta es una de las recomendaciones para mejorar tu historial crediticio.
  5. Trata de mantener tu deuda por debajo del 30% de tu sueldo. Este es un consejo tradicional que deriva de la Regla del 28/36.
  6. Si quieres utilizar las tarjetas como un ninja financiero, te recordamos que la fórmula perfecta es tener dos tarjetas de crédito.
  7. Y una vez que te empiecen a ofrecer más dinero, te decimos cuándo aceptar un aumento de crédito.

Ahora ya sabes las ventajas de utilizar Tarjetas de Crédito, sólo asegúrate que si lo vas a hacer, lo hagas bien con todos estos tips. Y si al principio batallas para controlar tus impulsos de gasto, siempre puedes congelarlas ;)

 

 

Dános tu Opinión