banner ads

Gastos comunes del recién graduado.

Ya tienes el título universitario, pero te estás dando cuenta de que te falta el título de la vida, ¿verdad? Lo sabes porque no tienes idea de qué es una persona física o moral, que existe tal cosa como un ingreso bruto y neto, y porque al final del mes sólo te sobra mugre en la cartera.

Detén estos hábitos. Como recién graduado, estás a muy buen tiempo de aprender a manejar tus finanzas personales. Pon atención a los siguientes errores que muchos egresados cometen año con año y aprovecha su experiencia para no tropezar de nuevo con la misma piedra.

Error #1: comer en restaurantes diariamente


Puede parecer fácil caer en estos gastos porque, evidentemente, necesitamos comer. Pero como recién graduados, normalmente no tenemos el hábito de preparar nuestros alimentos, y ahora que recibimos un sueldo, es lógico vivir en restaurantes. Cuidado, pues uno de los gastos hormiga más fuertes es la comida.

Recomendamos que encuentres un balance entre preparar tus propios alimentos y comer fuera. La clave está en que tus salidas sean especiales, contadas, y que aproveches para imaginar cómo fue preparado…probablemente puedas aprender la receta y eventualmente hacer esos mismos platillos en casa. Además de mantenerte aprendiendo, este hábito te puede ahorrar mucho dinero, como bien dice la infografía de “Ahorro a la carta”

 

Error #2: no saber utilizar los meses sin intereses.


El furor de tener dinero puede llevarte a que le entres a los meses sin intereses y termines empeñando incluso tu título universitario. Antes de adquirir y/o utilizar una tarjeta de crédito, conoce para qué te sirve este plástico y cómo utilizarlo.

Una de las razones por la cual nos endeudamos es porque no existe una consciencia sobre el consumo responsable. Probablemente estamos acostumbrados a satisfacer todos nuestros deseos materiales (ropa nueva, perfumes, abonos para el fut, tecnología,etc.) pasando la tarjeta de crédito, pero es momento de discernir qué sí necesitamos y qué es un capricho. Recuerda las palabras de Samuel Johnson: “El hombre que sabe gastar y ahorrar es el más feliz porque disfruta con ambas cosas”.

Error #3: rentar un departamento que no puedes pagar.


Lánzate a vivir por tu cuenta, pero elige una renta que puedas cubrir con el 20% de tu sueldo. Este es el porcentaje recomendado por los expertos para el costo de vivienda. Si ganas $9,000 pesos (netos = libres de impuestos), tu renta no debe exceder los $1,800 pesos + servicios. Lo ideal es que compartas renta con alguien más para dividir costos.

Error #4: no hacer un presupuesto.


Típico que recibes tu primer sueldo y te entra el aire de mecenas que invita a todos la cena o los tragos, o bien, quieres comprarte muchas cosas, pero cuando menos te das cuenta llegas arrastrándote a la siguiente quincena sin un peso. Muchos mexicanos hacemos burla de este mal hábito, cuando en realidad tenemos que tomar con seriedad el control de nuestras finanzas.

Es por ello que la primera regla de oro es: haz un presupuesto. Los presupuestos te permiten saber con cuánto dinero dispones para gastar en diversas áreas, así como planificar para conseguir metas a futuro. Eres nuevo en “el mundo real”, así que puedes empezar a practicar hábitos que para muchos son muy difíciles, como lo es destinar un porcentaje fijo de tu sueldo a cubrir gastos necesarios, gustos y ahorro. Aprende Cómo Hacer un Presupuesto Básico y recuerda La Regla del 50-30-20.

Error #5: gastar en “gustitos” como si fuera un deporte


Si no tienes un presupuesto, lo más probable es que te consuman los gastos hormiga. Las cheves con los amigos, el cafecito para acompañar la lectura o una charla, unas papitas para calmar el hambre, entre otros, son gastos que individualmente son relativamente bajos pero que en suma le pegan fuerte a tu presupuesto. Recuerda esta frase: “Cuando vayas a gastar en algo innecesario, no pienses “sólo son 100 pesos”. Piensa todo lo que te costó ganar esos 100 pesos”.

 

Para que te des una idea de lo mucho que pueden significar $10 pesos, te invitamos a realizar el reto de “la botella que te lleva lejos”.

Además, te recomendamos que desde ahora hagas el hábito de registrar tus gastos e ingresos. De esta manera sabrás desde edad temprana como se mueve tu dinero. Afortunadamente también tenemos un post que te ayudará con la selección de “Las mejores apps para registrar gastos”

 

Error #6: estancarte en el godinazo


El último error del cual queremos hablarte es: evita estancarte en el furor de un sueldo atractivo. A muchos jóvenes les pasa que su satisfacción se reduce a la paga que reciben al final del mes y lo que pueden comprar con ella. Esta es una visión limitadísima y en Querido Dinero queremos decirte lo contrario: no dejes de buscar oportunidades para crecer profesionalmente, conoce a mucha gente, practica tus habilidades de networking, busca actividades fuera de tu trabajo que te complementen. Toda meta a mediano y largo plazo necesita un apoyo financiero, si practicas los consejos que te hemos dado crearás por ti mism@ el soporte económico que necesitas para conseguir lo que quieres y madurar como persona en el trayecto.

Artículos Relacionados:

La Regla del 50-30-20

Dános tu Opinión