banner ads

El mejor negocio inmobiliario de la historia.

Pareciera ser una historia de película, pero el caso del fotógrafo Jay Maisel es simplemente un ejemplo de cómo funcionan los bienes raíces. Ok, tal vez sea el ejemplo más exagerado y evidente, pero sirve para ilustrar la idea y entender el potencial de estos negocios.

La historia… REAL …es así: en 1966 Maisel compró el edificio número 190 de la calle Bowery de Nueva York por $102,000 dólares (aproximadamente un millón y medio de pesos mexicanos en aquel tiempo, que considerando la inflación hoy serían alrededor de 11 millones). El edificio, que originalmente perteneció a un banco, se encuentra en el barrio de Nolita, el cual se consideraba un gueto italo-hispano y por ende de muy bajo valor. Sin embargo, a partir de los años 90, algunos inversionistas de Wall Street detectaron que ya no era el caso, y comenzaron a comprar propiedades en la zona, incluso sin utilizarlas.

Maisel ha vivido en este edificio por casi 50 años, junto con su esposa e hija, y han rechazado muchas ofertas. Poco a poco, el lugar se fue poblando de gente con mucho dinero, y al día de hoy, Nolita es una zona con muchísimo potencial y futuro, al grado tal que el magnate Aby Rosen se ha mostrado muy interesado en desarrollar el inmueble para convertir sus 6 pisos, más de 3,000 m2 y 72 habitaciones en un edificio comercial y un multifamiliar, es decir: tiendas comerciales y departamentos.

La cifra real pública aún no es exacta, pero se estima que la venta fue por $55 millones de dólares (más de 816 millones de pesos). ¿Nada mal, cierto? Para lograr este negocio multimillonario, Maisel tuvo muchos aciertos: una gran visión, un capital de inversión, mucha paciencia y la modestia de vivir en un edificio abandonado.

¿Qué opinan, tenemos oportunidades similares en México?

Artículos Relacionados

Dános tu Opinión