banner ads

Cómo vivir (felices) juntos

Si tu y tu pareja ya pasaron por ese momento de verse a los ojos y decidir que quieren vivir juntos, ¡Felicidades! Están entrando juntos al mundo de la adultez, les espera una vida de compartir, de gozar y de vivir felices para siempre.

Pues no. Mudarse con una pareja es un paso muy, muy importante y aunque los beneficios y satisfacciones de hacerlo deben ser mayores a las molestias, te advertimos que también habrá de las segundas. Aquí te damos algunos tips para esta nueva etapa:

1.- HAGAN UN ESPACIO PROPIO


No se adapten a lo que ya tienen, es mejor empezar un lugar desde cero y en conjunto. Se vale traérse cosas de cada quien, pero deben estar de acuerdo en cómo las compartirán.

2.- SEAN HONESTOS DE CÓMO SON


Tal vez a uno de ustedes le gusta andar sin ropa por toda la casa una hora después de bañarse, lo cual puede sonar sexy en un inicio, pero probablemente se pueda volver incómodo. O tal vez simplemente llegaste a los 30 sin nunca haber planchado una camisa. Digan desde antes su secretos y prepárense para darse cuenta de cómo son realmente en la intimidad, que es tal vez uno de los mejores regalos de una relación seria, pero también algo que no es tan fácil de asimilar.

La cuestión acá es que muchos de nuestros hábitos los podemos cambiar o adaptar para estar mejor en pareja, pero no podemos cambiar todo lo que somos; sean claros y encuentren un punto medio…si no se hablan las cosas probablemente termines sufriendo por algo que puede cambiarse fácilmente. Por ejemplo, si no te gusta ver la TV en la recamara y nunca lo dices posiblemente termines tu día antes de dormir viendo una serie que no te interesa.

3.- TENGAN PLÁTICAS DE ADULTOS


No permitan que el dinero sea una conversación tabú, hagan una cita al mes por lo menos para ver cómo van con sus planes financieros, sueñen juntos y trabajen por ello.

Hagan un listado de las cosas que quieren, de las cosas con las que tienen que vivir y de las cosas con las que no pueden vivir. Se trata de negociar y definir cuáles cosas son no-negociables. La idea es que ese último listado sea el más escaso.

4.- RECONSIDEREN SUS PERTENENCIAS


Hagan un inventario de lo que cada quien tiene y de lo que tendrán en conjunto. Seguramente faltarán algunas cosas y habrá muchas otras de sobra. No te apegues a los objetos, te recomendamos leer “Cómo ser feliz con menos” y desechar todo lo que no suma valor en tu vida.

5.- LA COMIDA ES UN ESTILO DE VIDA


Aunque sentarse a comer juntos es algo básico y un momento super bueno para las relaciones, aquí queremos hablar de todo lo que involucra el acto, pues no se trata sólo de comer. Piensen en su alimentación en conjunto, preparen las comidas juntos, hagan el super en pareja y entenderán cómo y en qué se pueden ahorrar un buen de dinero. Eviten mantener el estilo de vida de las primeras citas donde sólo iban a comer a sus restaurantes favoritos. ¡Ahora se trata de cocinar en casa y superar esas recetas! Puedes empezar con las recetas que compartimos en Alta Cocina y Bajo Presupuesto de Querido Dinero.

6.- RESPETEN Y REDUZCAN SUS MANÍAS.


Bienvenidos a Mundomanía, donde te das cuenta que esa persona que tanto quieres, tiene muchos detallitos que te pueden molestar. Desde dejar la leche destapada o gastarse el dinero en un panecillo gourmet, debemos entender que cada quien tiene sus caprichos y formas de vida…y que ahora que están juntos deben aprender a vivir con ellos.

7.- NO PIERDAN SU INDIVIDUALIDAD


No porque viven juntos tienen que hacer todo juntos. No dejen de tener salidas con sus amigos y familiares por separado. Incluso se recomienda que tengan clases u otro tipo de actividades donde se puedan distraer de la rutina hogareña.

Como personas individuales, recomendamos tener cuentas bancarias individuales. Sigan con su independencia financiera y hagan metas de ahorro e inversión en equipo para objetivos en común. Sigan leyendo Querido Dinero y asistan a nuestros workshops para aprender más de cómo hacer esto como profesionales.

Deben saberlo: ella puede traer consigo una variedad de 200 cosméticos y tal vez él quiera traer sus 300 herramientas. Es parte del paquete. Encuentren lugares específicos para sus necesidades y dense tiempo, en todos los sentidos. Desde el punto de vista macro para adaptarse a una nueva vida, hasta el simple tiempo que se deben dar para tomar una ducha prolongada. Paciencia es la palabra clave.

8.- NOBODY SAID IT WAS EASY


No idealicen el hecho de vivir juntos. Jamás será perfecto, pero si pesa más lo bueno que lo malo, entonces hay razones para seguir echándole ganas.

Antes se decía “no se vayan a dormir enojados”, pero creemos que es mejor pensar “descansa las ideas”…cuando haya problemas de noche, se vale irse a dormir aunque no se hayan resuelto. Seguramente al día siguiente podrán continuar con el tema con mucha más tranquilidad.

Bienvenida sea la realidad. Esa hermosa mujer, requiere una producción que lleva tiempo, dinero y esfuerzo y que tal vez antes ni te enterabas. También caerán en cuenta que los dos van al baño, que a veces olemos feo, que nos salen espinillas y que emanan de nuestros seres algunos sonidos desagradables. Así es la vida, nuestra recomendación: el humor.

9.- DEFINIR ROLES EN LA CASA


Seguramente uno de los dos será más ordenado que el otro, pero ahora cohabitan en un mismo espacio. Dejen bien claro quién, cómo y cuándo harán las labores de limpieza y administración del hogar. Desde lavar los platos, tender la cama o ir a pagar la luz.

10.- QUE NO MUERA LA CHISPA


Mantengan costumbres de cuando eran novios como tener citas, mandarse mensajes, arreglarse para el otro, coquetear, sorprenderse, etc. Ahora que viven juntos se enfrentan a una tarea aún más difícil, que es mantenerse interesados y excitados de pasar tiempo juntos…incluso cuando estén todo el tiempo juntos. Tip: lectura, reinvención, espontaneidad…recuerda que se están mudando juntos porque se quieren mucho, no porque quieren dejar de hacer cosas para quererse más.

Dános tu Opinión