banner ads

Cómo viajar seguido sin gastar tanto

Ya llegó el verano. Ya hemos compartido contigo muchos consejos sobre cómo irte de vacaciones cuando no tienes dinero, y también algunos tips para ahorrar durante el viaje. Aún así, creemos que es importante que sepas que no tienes que ser millonario para viajar con frecuencia.

Con la planeación y el uso adecuado de tus recursos puedes aventarte dos o tres viajes al año, aún siendo un Godínez al que le limitan los días de vacaciones. Un viaje no requiere de ti más que tu capacidad de ahorro, planeación y espíritu aventurero. Para sacudir un poco el miedo y aprovechar este verano, te compartimos los siguientes puntos que harán posible que viajes con frecuencia y evites gastar una fortuna al hacerlo.

1.- Conviértete en master de la planeación

Lo primero es que sepas qué onda con tu tiempo. En qué lo gastas y por qué. ¿Cuánto tiempo le dedicas a trabajar?, ¿cuánto a salir?, ¿a cuántos días de vacaciones tienes derecho? Si sabes en qué se te van los días es más fácil que puedas acomodar tus viajes en el calendario anual.

Y, no nos cansamos de insistir, también tienes que armar tu presupuesto. Al menos debe de abarcar todo el proceso en el que conseguirás el dinero, mes con mes, hasta llegar al  momento del viaje. Los presupuestos son tu mejor amigo para lograr cualquier meta financiera, trabaja con ellos considerando tu viaje.

2.- Consigue los permisos que requieres


Sí, a veces da miedo hablar con el jefe para pedir más vacaciones. No siempre trabaja uno con jefes buena onda que te llevan pasteles de cumpleaños. Pero recuerda que al final del día tienes una relación (laboral) con esa persona. Es importante, como en cualquier relación, que haya buen flujo de comunicación de ambos lados.

 Si tu trabajo te respalda y eres un buen empleado, es muy probable que tu empleador te quiera mantener feliz y satisfecho. Que no te asuste pedir lo que quieres.

Recuerda que si tu prioridad es viajar y conocer el mundo, quizá convenga que solicites más días de vacaciones en lugar de pedir un aumento.

3.- Corta gastos por todas partes


Toma en cuenta que tienes que ahorrar una suma considerable para poder realizar el viaje que quieres. Así que, para darte un empujón financiero, revisa en qué áreas de tu vida puedes aplicar estrategias de ahorro. 

¿Qué tan seguido vas al cine o sales de fiesta?, sal menos, ¿qué tan seguido comes fuera de casa?, prepara tu comida. Recuerda que es una cosa por la otra. Sin llorar. No quites la vista del premio.

También, si a la par de tus estrategias de ahorro buscas nuevos ingresos, lograrás acercarte más rápido a la cantidad de dinero que necesitas. Quizá puedas capitalizar alguna habilidad o talento que hayas desarrollado.

4.- Aprovecha los días de asueto


Los asuetos son unas mini vacaciones que puedes aprovechar para hacer viajes cortos. ¿Quieres conocer Xilitla?, ¿visitar un pueblo mágico?, ¿subirte a una trajinera en Xochimilco? Si no necesitas más que uno o dos días, posiblemente el día de asueto sea tu oportunidad para realizar esas actividades. 

Aunque parezca algo más sencillo, viajar en un día de asueto requiere de mayor precisión y planeación, porque estarás manejando horarios más cerrados. Sea lo que sea, lo importante es que al final no te quedes encerrado sin hacer algo de provecho.

Lee: “7 Tips para un fin de semana largo”

5.- Utiliza el viaje profesionalmente


Los viajes siempre son una oportunidad de desarrollo. Viajar es un buen momento para atender a conferencias, talleres, ferias o cursos de tu área laboral, es el momento en el que puedes disponer de tiempo para desarrollar habilidades que consideres útiles y que pueden ser difíciles de conseguir en tu ciudad. Incluso, es posible que consigas dinero para tu viaje por cuestiones laborales, el nuevo sueño americano. ¿Qué tal suena un congreso importante para la industria en la que trabajas?. ¿una feria de diseño, de ingeniería, de medicina? 

A la larga, inscribirte a cursos o a capacitaciones fuera de la ciudad o el país no solo ayudarán a tu currículum y a tu desarrollo profesional, también serán útiles para hacerte de unos compas en el extranjero o en otro estado (Networking, le dicen). Desarrollarte es una inversión que siempre debes de considerar cuando viajas. 

Cualquier sueño de viaje puede volverse realidad si tienes la excusa laboral perfecta.

6.- Ahorra en el transporte


No es necesario que gastes una millonada en transportarte. Si compras tu vuelo con tiempo podrás ahorrarte un buen billete. Ya te hemos dado nuestros consejos para comprar tu boleto de viaje lo más barato posible. Aquí de nuevo:

Ride
Ahora, si estás de un humor más aventurero, una buena opción puede ser el aventón. Ir de ciudad en ciudad viajando con desconocidos hasta llegar a tu destino. Claro, es importante que consideres todos los riesgos, y que revises la situación de seguridad del país en el que piensas hacer la actividad. Páginas como The Funnelogy Channel o Viaje y Viaje ayudan a alejar las ideas del viaje alternativo de un sueño de película a algo más factible. Además de que son buenas fuentes de inspiración para tu próximo destino. 

7.- Busca formas alternativas de hospedaje

Casa-Campo
Apriétate bien el cinturón, porque no vas a dormir en un hotel cinco estrellas en el centro histórico de la ciudad ni en la zona rosa. Sin embargo, puedes pasarla bien con nuevas experiencias que pongan a prueba tu capacidad de resolver problemas. 

Busca hospedarte en casa de algún familiar o amigo que viva en la ciudad que visitas. Si este no es el caso, empieza buscando por airbnb, couchsurfing o incluso puedes buscar hostales o lugares económicos desde aplicaciones móviles. Prepárate con tiempo para que no te lleves sorpresas.

Estado mental: no me importa dormir en el piso…de Paris, Berlin o Nueva York.

Perro-piso

Dános tu Opinión