banner ads

Cómo negociar un sueldo o un aumento.

Dos posibilidades. La primera, eres de los que les da pena pedir cierto sueldo o no sabe cómo hacerlo. La segunda, por el contrario, eres un tiburón que no tiene reservas de pedir cifras estratosféricas de dinero. Cualquiera que sea tu situación, seguramente has pensado que quieres ganar más dinero por tu trabajo… bueno,  aquí te decimos cómo aprender a negociar y no sólo pensar en un monto económico, sino asegurar una mejor situación laboral.

Valora tu trabajo y quién eres.

Primero lo primero: tienes que valorar el trabajo que haces y lo que tú como persona aportas. En muchos lugares dicen que nadie es indispensable, pero esa mentalidad deja de lado la dignidad del empleado. Siempre recuerda que sí, cualquiera puede hacer las actividades específicas de un puesto, pero el que los clientes prefieran tratar contigo sobre alguien más, el que los proveedores confíen en ti, el que tus compañeros de trabajo te aprecien y respeten, eso no lo aporta cualquiera.

Aprende a hablar en lenguaje empresarial.

Esta habilidad es esencial, ahora necesitas aprender a identificar y expresar qué es lo que tú aportas y cómo eso beneficia a la empresa. Es decir: tienes que resaltar los argumentos que justifican tu valor dentro de la empresa y por lo cual estás negociando un aumento.

Te sugerimos lo siguiente:
Haz una lista con tres columnas. En la primera escribe las actividades que involucra tu trabajo, eso es lo que cualquiera puede hacer. En la segunda, reflexiona y anota lo que tu forma de ser aporta al trabajo. En la tercera escribe cómo esto tiene un impacto positivo para la empresa. Por ejemplo, puede ser que el trabajo sea hacer llamadas a clientes para vender refrigeradores, pero tú no sólo llamas para vender, a ti te gusta hablar con buenísima actitud y antes de vender, te interesa preguntar genuinamente cómo está la otra persona. Esto se traduce en clientes que se sienten apreciados y que son leales a la empresa, es decir, tu trabajo crea una cartera de clientes para la empresa.

APRENDE A NEGOCIAR.

Al negociar ambas partes tienen objetivos, un interés propio y límites de flexibilidad. Tienes que definir qué es lo que quieres, por qué lo quieres, cuánto es lo justo que estás dispuesto/a a aceptar por ello. Esto te ayudará cuando estés en la negociación, que básicamente es un baile de argumentos de “sí, pero no”: “sí está muy bueno tu currículum, pero te falta experiencia…”, “sí aportas una cartera de clientes, pero ahorita no hay dinero para un aumento…”, “sí es mucho trabajo, pero no tenemos para contratar a un asistente…”. Prepárate para recibir estas respuestas y piensa contraargumentos.

Y sobre todo, entra a la negociación con mucha actitud, confianza y amabilidad: no veas a la contraparte como el enemigo.

Distingue: primer sueldo vs aumento vs cambio a otra empresa.

En todos los casos necesitas hacer investigación de la empresa y del mercado, aunque observando diferentes cosas:

Primer sueldo:
Investiga cuánto es el salario para un puesto -o proyecto, en caso de ser freelancer- como al que tú estás aspirando. Siempre pregunta si la oferta es un saldo bruto o neto: busca que sea el segundo, pues éste ya está libre de impuestos.

Aumento en la misma empresa:

  1. Considera estos argumentos que justifican un aumento de sueldo:
    1. Tus funciones han crecido, pero no la compensación.
    2. La carga de trabajo no está bien valuada.
    3. No hay equidad interna. Por ejemplo, si un gerente en el mismo nivel que tú gana más.
    4. El salario mínimo ha aumentado pero tú no has recibido un incremento ni de inflación.

Cambio a otra empresa:  

    1. Compara el puesto y las funciones que realizas utilizando el tabulador que tienen en la nueva empresa y la anterior.
    2. Asegúrate de percibir un aumento en el sueldo con respecto a la empresa anterior, que sea acorde con la nueva función y la carga de trabajo de la cual serás responsable.
    3. Investiga con personas dentro de la empresa la situación económica y el ambiente laboral.
    4. Evalúa las prestaciones.
    5. Pon en la mesa el sueldo más alto que esperarías para que en la negociación final obtengas uno con el cual te sientas cómodo/a.
    6. No se recomienda hacer cambio a otra empresa si el aumento obtenido es menor del 20%

No se recomienda hacer cambio a otra empresa si el aumento obtenido es menor del 20%

Así como hay tips sugeridos, acá te dejamos los 10 errores más comunes que debemos evitar al momento de pedir un aumento:

10 ERRORES QUE EVITAR EL PEDIR UN AUMENTO

  1. No lo solicites cuando hay reducciones de presupuesto.
  2. No lo solicites si no haz tenido un desempeño al 100 o 110%.
  3. No lo solicites cuando tu jefe tenga sobrecarga laboral.
  4. No lo hagas con quejas y ni llantos.
  5. No involucres temas personales.
  6. No supongas que mereces un aumento. Compruébalo con datos duros.
  7. No te vuelvas en el adversario, suma valor en equipo.
  8. No digas un número, pide lo que la compañía cree que mereces.
  9. No menciones otras ofertas si no estás preparado para irte.
  10. No guardes resentimientos (si no consigues el aumento).

Escucha nuestro podcast sobre el tema, originalmente transmitido por EXA.fm


 

Dános tu Opinión