banner ads

Cómo lograr el 20% de ahorro

¿Te parece imposible? No lo es. Aún los más endeudados pueden corregir camino y ahorrar el 20% de su sueldo, porcentaje sugerido por los expertos financieros. Sólo necesitas una estrategia y aquí te la sugerimos:

Mentalízate con la regla del 50/30/20

La regla es destinar el 50% de tu sueldo neto al pago de necesidades, el 30% a cubrir tus gustos, y el 20% al ahorro. Aprende más leyendo “La Regla del 50-30-20″

SQ-50-30-20

¿Imposible? ¿Tu yo mental está haciendo pucheros, dice que no se puede? Vamos, tienes que mentalizarte, es lo primero. Si quieres correr 20 kilómetros, si quieres escalar 20 metros, si quieres recorrer 20 ciudades, tienes que hacerte la imagen en tu cabeza de que puedes hacerlo. Esa es la primera gran diferencia entre alguien que quiere algo y quien cree que quiere algo: el primero lo cree posible porque comienza por imaginarlo, el segundo no, porque ni en su imaginación puede.

Ahorra gradualmente.

Como en todo entrenamiento, empieza poco a poco. Te sugerimos empezar el primer mes con un ahorro del 5%, el segundo sube a un 10%, el tercero aumenta a 15% y finalmente da el salto al 20%. Así “el golpe de realidad” no es tan duro. Hagamos el ejercicio:

Digamos que ganas mensualmente $7,500 netos
5% = $375 pesos
10% = $750 pesos
15% = $1,125 pesos
20% = $1,500 pesos

Esto significa un ahorro anual de:
5% = $4,500 pesos
10% = $9,000 pesos
15% = $13,500 pesos
20% = $18,000 pesos

¿Qué podrías hacer con esta cantidad al final del año? Para empezar, vivirás con facilidad la cuesta de enero mientras otros pegan el grito en el cielo.

Paga tus deudas.

A veces es complicado ahorrar debido a la cantidad de deudas por pagar cada mes. La táctica aquí es concentrar todas las energías a eliminar las deudas en un plazo de tiempo que nosotros fijemos. Puede ser que por X meses, en lugar del 50%, destines el 80% a gastos necesarios (incluyendo tus deudas) y el 20% a tus gustos. Esto con la mentalidad de saldar tus deudas -como lo pueden ser pagos de tarjetas de crédito- y comenzar realmente a ahorrar. Aún más importante que los porcentajes que destines, es la responsabilidad que practiques al gastar solamente lo que puedes pagar y tu capacidad para administrar tus salidas de dinero. Recuerda que las deudas no se generan solas, son el resultado de gastar, gastar y gastar.

Te apoyamos con la Guía para Salir de Deudas:

Aprovecha excedentes de ingreso.


Si a tu vida llega un aumento en tu sueldo, envía el excedente al ahorro y aprovecha que ya te acostumbraste a vivir con el sueldo anterior. Nuevamente haz el ejercicio de la regla del 50/30/20 para ver cuál es tu capacidad de compra, no te vayas a endeudar sólo por contar con más dinero. Además de los aumentos, puedes buscar obtener ingresos extras.

Divide el 20% en ahorros a largo y corto plazo.


Cuando logres ahorrar el 20% de tu sueldo neto, te recomendamos lo siguiente. Destina el 10% para ahorros a largo plazo (compras inmobiliarias o fondos de retiro) y el otro 10% para ahorros a corto plazo (vacaciones). Puedes depositar este dinero en una cuenta de ahorros que te dé un buen rendimiento e incluso puedes invertir. Comprométete a no usar ese dinero a menos que sea absolutamente necesario.


¿Qué te parece, sigue siendo imposible? Mejor haz el intento y comienza el hábito.

Artículos Relacionados

1 Comentarios

Dános tu Opinión