banner ads

Cómo festejar a mamá sin gastar de más

Las madres tienen toda la onda, muchas tienen trabajos de tiempo completo, además de un trabajo bastante complicado: criar a sus hijos. Muchas trabajan, cocinan, nos educan, saben de dinero y hacen todo tipo de sacrificios.

 Podríamos concluir que les debemos mucho, o literalmente, la vida.

 El gasto aproximado que realizarán los mexicanos por motivos del día de las madres en el 2017 es cercano (o superior) a los 3 mil millones de pesos, según los cálculos de la Canaco del año pasado.

Una encuesta realizada por la Canacope en el 2015 reveló que el 92% de las madres quiere una celebración religiosa, el 86% una comida familiar y un regalo, 75% una comida, el 56% una llamada telefónica y finalmente el 20% quiere sólo un regalo.

Y aunque entendemos que nuestras madres merecen todo, es muy fácil (y peligroso) caer en los clichés de gasto por el día de su festejo. Hay que recordar que nuestro amor no se mide en pesos, por eso aquí te damos algunas ideas para darle el cariño que merece sin gastar de más.

1.- Llevarle el desayuno a la cama

Compra unas frutas con anticipación o prepara aquello que sabes que le gusta con un toque extra; si le gustan los hot cakes, agrega frambuesa o fresa para acompañar. Levántate una hora antes que ella y lleva un desayuno completo hasta su cama…no hay forma más lujosa de despertar.

Es sencillo, es un clásico y además es muy barato. Todo el truco está en la presentación.

2.- Prepararle una cena especial


A todos nos gusta ir a restaurantes de lujo y cenar como reyes, pero llevarla a cenar a un lugar caro y público se puede sentir, no tan familiar. En vez de gastar en que alguien te traiga la comida, nuestra recomendación es que prepares una cena especial para ella (o preparala con ella). Pon atención a los detalles (servilleta doblada, cubiertos y vasos especiales, etc) y verás que ella valorará esa cena como si hubieras gastado una fortuna. 

3.- Recordar eventos del pasado


A todos nos gusta viajar por el mundo, ir a la playa, visitar castillos ancestrales y tomarnos fotos con los delfines. Pero a casi todos se nos olvida, al paso del tiempo, toda esa felicidad que sentimos en un momento. La verdad es que no somos cuidadosos de nuestras memorias, esos recuerdos felices se quedan en la parte de atrás de nuestra mente y quedan bastante olvidados. Pero, como dice
Alain de Botton, estamos desaprovechando nuestro potencial de viajar en nuestras mentes.

Ahora es el momento adecuado para ir a esas memorias familiares y recordar con tu mamá momentos felices.

 

4.- Regalarle unas flores

No, no nos referimos al arreglo de flores que se piden con el alma fría en internet. Se trata de que le eches tantitas ganas y cortes unas flores personalmente. La historia de cómo lo hiciste, importa más que las flores mismas.

5.- Haz lo que le gusta

Sabes que le encanta una película en específico verdad? Si no, deberías. Prepara una noche de cine haciendo las palomitas, tal vez una cerveza, café o un vinito. O tal vez lo que le gustan son las plantas, pero ¿nunca tiene tiempo para ellas? Aparta una tarde para hacer algo de jardinería juntos.

La idea es muy simple, se trata de hacer con ella, lo que a ella le gusta.

6.- Crea algo barato

Hay miles de ideas DYI en el internet, puedes hacer una taza personalizada y servir un poco de nieve. Es un detalle barato y sencillo de hacer. Si no, date la vuelta a una papelería cercana a ver qué se te ocurre. 

7.- Regala ahorro

Tal vez nunca se te había ocurrido, pero a eso nos dedicamos nosotros: podrías regalar una cuenta de ahorro. Suena medio raro, pero la puedes abrir con pocos pesos y se trata de tener una nueva cuenta donde puedan ahorrar para su retiro o para metas juntos, ¿tal vez un viaje el próximo día de las madres?

8.- Regala un libro

Un libro te puede cambiar la vida, y nosotros hicimos uno que tal vez sea el adecuado. Tal vez suene a comercial, pero mucha gente nos ha dicho que van a comprar el libro para regalarlo a un familiar o amistad. Así que ahí está…una idea más y a sólo $198 pesitos :D

Libro: Querido Dinero, ¡Te Odio y Te Quiero!

Querido Dinero libro

Dános tu Opinión