banner ads

Combinación perfecta: tener dos tarjetas

Casi todos tenemos por lo menos una Tarjeta de Crédito (TdC). Algunos tienen más de tres, e incluso no es raro encontrarse a señoras que tienen una cartera únicamente para sus tarjetas, pues ahora en cualquier tienda te quieren dar una. Cuidado, es fácil dejarse convencer y permitir que nos den muchas líneas de crédito, pero debemos ser conscientes de nuestro flujo para no caer en deudas que nos rebasen.

En Querido Dinero no recomendamos tener sólo una, ni tres, ni cinco. El número ideal es dos.

Con dos tarjetas de crédito es muy sencillo administrarse y podemos sacar provecho de sus bondades.

La idea es muy simple:

La de batalla:

Obtén una TdC con un límite de crédito bajo, para el uso diario. Utiliza esta tarjeta para las compras necesarias para tu día e incluso los caprichos de bajo costo. Limita ésta a un 60-70% de tu ingreso mensual y paga siempre la totalidad (no el saldo mínimo) cada mes.

La poderosa:

Obtén una segunda TdC con un límite de crédito alto, para compras especiales y emergencias. La idea es que utilices poco esta TdC, pero sirve para compras grandes, compras a Meses sin Intereses y especialmente, por si requieres del crédito en alguna emergencia. Busca que el límite de crédito sea mayor a 4 meses de tu sueldo y paga mensualmente la cantidad necesaria para que no genere intereses.

Ten especial cuidado con los “Meses sin Intereses”, pues aunque suena maravilloso, la oferta sólo es efectiva si realmente pagas todas las mensualidades correctamente, en cantidad y tiempo. Lo ideal es que limites las compras a crédito y que utilices tu tarjeta sólo para comprar cosas para las cuales ya hayas ahorrado, así obtendrás el beneficio de su uso (puntos, puntos, puntos) sin caer en las errores comunes de un mal manejo. Para más información lee las “7 Cosas Que Debes Saber Al Sacar Una Tarjeta de Crédito

 

Dános tu Opinión