banner ads

Aprende a lavar tu ropa para que dure mucho más

A todos nos gusta tener ropa y lucir bien. Gracias a tendencias como el Fast Fashion, nuestras prendas se han vuelto bastante desechables, lo que implica que estamos gastando (poquito, pero constantemente) siempre en ropa nueva. Este gasto afecta nuestras finanzas personales y además, contamina en grande al planeta.

La industria de la moda es especialista en hacernos pensar que necesitamos cosas nuevas cada temporada. Y este constante gasto y desperdicio la convierte en la segunda industria más contaminante.

Pero como nosotros creemos que es posible vivir mejor con menos, que vale la pena comprar cosas buenas y duraderas y que hay formas de ahorrar y ayudar al planeta, en este artículo queremos convencerte de que hagas un compromiso con tu ropa y que no la cambies cada dos semanas. Creemos que si compramos buena ropa y la cuidamos con más cariño, nos puede durar mucho más y todos salimos beneficiados.

1.- Los básicos de la lavandería.


La lavandería es como una zona de guerra pero no necesariamente porque vas a salir perdiendo, herido y cansado, sino porque hay muchas batallas que pelear. Comienza poniendo atención a la etiqueta y a tu lavadora, pues toda esa iconografía y funciones existen para algo. Suena obvio, pero muchas veces ignoramos esa información vital para cuidar nuestra ropa. Sigue nuestras recomendaciones para que no le tengas miedo a la lavandería y le saques provecho a tus domingos de  limpieza.

icnonografia-ropa-lavar

2.- Para cuidar tu ropa, prepararla antes de lavar.

No se trata de aventarla sin amor a la lavadora con un puñado de detergente. Para que te dure más, necesitas pre-tratarla. Este paso extra te ayuda a eliminar las manchas de forma más eficaz y para que no dependas 100% del ciclo de lavado. Aquí es donde puedes encontrar algunos tips inesperados, por ejemplo: cuando te manches de vino tinto, trata la mancha con vino blanco. Si la mancha es de aceite, usa algo de gis…la solución a cualquier mancha particular está a una búsqueda de google de distancia.

3.- Cómo lavar la ropa para que dure más tiempo.

Ahora que tu ropa fue pre-tratada, sepárala por texturas, por colores y consigue un detergente que se adecúe a cada uno. Ahora sí es hora de meterla a lavar.

No creerás la cantidad de vida útil que gana una prenda negra simplemente por lavarla con detergente especial para ropa obscura.

Además de los detergentes especiales, la temperatura es un punto importantísimo según cada tela y color. Recuerda siempre leer la etiqueta, pero en resumen:

  • Utiliza agua caliente: para las prendas blancas, ropa muy manchada. Cuidado, esta temperatura puede dañar y encoger ciertas telas.

  • Utiliza agua tibia: la mayoría de las prendas pueden lavarse a temperatura media, especialmente aquellas que no son muy naturales como los jeans.

  • Utiliza agua fría: además de ahorrar energía, el agua fría es la mejor elección para ropa negra, de colores brillantes y para los delicados.

Si eres de los que quieren tener los mejores gadgets para cuidar la ropa en el ciclo de lavado, en el mercado existen miles que son una excelente inversión. Desde bolsas especializadas para la ropa íntima y los zapatos hasta cápsulas de detergente que dan un extra a la limpieza. Conéctate con tu ropa y aprende cuál método es más efectivo.

4.- Cómo secar tu ropa para que se conserve mejor.

Antes de pasar al secado, revisa cada prenda para asegurarte de que ya no hay manchas ya que si una mancha entra a la secadora, probablemente ya no saldrá jamás de tu ropa.

Antes de secar tus prendas, sacúdelas levemente, esto ayudará al proceso de secado y evitará dobleces y arrugas.

Es bien fácil meter la ropa a la secadora y olvidarse de ella por una hora…pero no dependas de ella para hacer el trabajo; aprovecha el sol y el aire natural para extender la vida de tus prendas. A las camisas y pantalones, cuélgalos en un gancho y deja que sequen para que no pierdan su forma.

Dejar que se seque al sol es ideal para que la ropa no se encoja, elimina bacterias y hongos, es una alternativa verde y lo mejor de todo es que también te va a ahorrar un par de pesos en la cuenta de luz. Si no tienes opción y debes usar la máquina secadora, no la sobrecargues. Tal vez pienses que ahorras energía al utilizar un sólo ciclo, pero realmente afectas a tus prendas más de lo que ahorras en energía.

En la lavandería, como en el amor; todo se vale. Prueba diferentes cosas porque todas las prendas son distintas. Igual unas necesitan que les des cariño extra y otras no tanto. Si haces todo esto a prueba y error, eventualmente sabrás exactamente lo que tu ropa necesita. Así, además de mantenerla tan hermosa como cuando la compraste, te vas a ahorrar un billete. Verás cómo al cuidar tus cosas te pondrás más en sintonía con lo que tienes para que lo aprecies más. Ser agradecido y cuidadoso con tus pertenencias es algo que te va a servir el resto de tu vida y que no solo es aplicable en la lavandería, sino en todo lo que cuesta dinero.

ahorro y limpieza

Dános tu Opinión