banner ads

Ahorrar para mañana, pero mañana

¿Quieres ahorrar y tienes toda la intención de hacerlo, pero no logras hacerte del hábito? La razón puede estar escondida en la mente humana y Shlomo Bernartzi, profesor de economía conductual de UCLA, te explica por qué es tan difícil para las personas ahorrar.

Mejor lo hago mañana.

Fuck-This-Shit
¿Qué pasa cuando alguien tiene que llenar una encuesta o formulario? Muchas de las casillas quedarán vacías. Esto es porque un acto tan sencillo como marcar una casilla puede ser aburrido, tedioso o un proceso que implica pensar, lo cual simplemente se deja para después.

Las personas aplazan su decisión de ahorrar al sentirse abrumadas ante las opciones que existen o ante los formularios para lograr entrar a un plan de ahorro.
Procastination

Todo lo queremos para ya.


Tendemos a caer en un sesgo del presente, donde pensamos que está chido ahorrar y que lo haremos, pero ahora mismo hay compras que quieres (o necesitas) hacer antes. ¿Te suena este escenario? El ahorro implica modificar hábitos que nos traen placer inmediato (como esas compras de ropa cada cambio de temporada o el café por la mañana) y no es fácil lograrlo, sobre todo si no entendemos los beneficios de la gratificación postergada.

Si quiero ahorrar, pero ahorita necesito comprar ñom ñom
Yummy-5

No nos gusta perder dinero.

Nooooooo
Mental, emocional e intuitivamente, las personas tienen miedo a perder su dinero en cualquier circunstancia. El ahorro es percibido como una pérdida porque es dinero que debe restarse del gasto mensual, además no se puede gastar en el presente inmediato. Esa sensación de “tener menos” es lo que orilla muchos a dejar el tema del ahorro “para mañana”.

En pocas palabras, odiamos perder dinero. Nuestro cerebro responde con inconformidad así sea que perdamos $50.00 pesos o $5,000. ¿Quieres saber más sobre el dinero y tu cerebro? En Dinero y Felicidad te lo explicamos.

Soluciones

Ya identificamos los tres desafíos del comportamiento financiero para ahorrar, ahora es turno de saber cómo darles un giro. El profesor Bernartzi junto a su colega Richard H. Thaler, diseñó el sistema de ahorro Save for Tomorrow, Tomorrow, del cual podemos rescatar tres ideas que puedes implementar en tu vida:

  1. Ahorra mañana: elige la fecha de ahorro en tu calendario, aférrate a ella. Empieza a ver el ahorro como el concepto de pagarte a ti mismo y verás cómo comienzas a adoptar el hábito.
  2. Automatiza tu ahorro: a partir de esa fecha, programa que un porcentaje de tu sueldo se destine a una cuenta de ahorro separada. ¿No sabes cuánto? Aquí te dejamos la regla del 50-30-20. Y la forma para llegar a ahorrar ese 20%.
  3. Incrementa tu ahorro: cuando recibas un aumento, ése es el momento para incrementar tu porcentaje de ahorro, de esta manera reduces el sentimiento de aversión a la pérdida porque el ahorro es proporcional a tus ingresos. Recuerda que se pronostica un espeluznante futuro financiero para los millennials, por lo que cada vez más los jóvenes somos responsables de crear nuestro propio ahorro y nuestro propio retiro.

No dejes de aprender sobre el manejo de tus finanzas. Escucha la charla de Shlomo Bernartzi aquí y sigue leyendo Querido Dinero, nada como media hora de ejercicio mental para mantenerse económicamente en forma.

Dános tu Opinión