banner ads

Ir de vacaciones cuando no tienes dinero

Constantemente te invitamos a ahorrar tu dinero, pero sabemos que la vida es más que eso. El ahorro tiene sentido cuando perseguimos una meta clara y creemos que un objetivo fantástico es viajar.

Normalmente pensamos en los viajes como un lujo que no nos podemos dar por tener metas de ahorro más importantes, sin embargo, aquí te decimos que sí, sí puedes hacer un viaje.

“Viajar es un deseo humano básico. Somos una especie migratoria, empezamos siendo nómadas, ¿lo recuerdas?”

Si queremos viajar, hay que saber cómo hacerlo, es momento de que veas cómo tu esfuerzo puede llevarte a donde quieras, sigue estos pasos.

1. Define una meta

Elige el lugar que quieres visitar y establece la fecha en la que quieres ir, no hay restricción de distancia. Todo empieza tomándote enserio la frase “quiero viajar” y para ello, necesitas perseguir concretamente un objetivo. Visualiza tu meta, te ayudará crear recordatorios visuales como un tablero en Pinterest, una fotografía del destino como protector de pantalla, o una postal en tu escritorio.

2. Define la extensión de tu viaje

¿Quieres ir 10 días? ¿Un mes? Definir el tiempo es importante para saber cuánto costará tu viaje. Si no lo haces, tu proceso de ahorro y planeación del itinerario será vago y sin sentido.

3. Busca un motivo

¿Quieres ir a la Bienal de Venecia? ¿Crees que puedes abrir tu negocio en alguna parte de EEUU? Encuentra excusas para que el viaje adquiera más sentido, de esta manera tendrás otro propósito al cual aferrarte cuando se presenten obstáculos que puedan disuadirte de tu meta.

4. Investiga

Investiga costos acordes a tu estilo de viaje para definir cuánto necesitas ahorrar (de acuerdo el tiempo que estableciste). Busca tarifas especiales en hospedaje, rutas y costo de transporte, opciones de alimentación, sitios de interés y opciones para conocerlos (tours, caminatas urbanas, bicicleteadas, etcétera). Tenemos para ti más tips para aprovechar al máximo de tu dinero en los 9 tips de ahorro para viajeros y vacacionistas.

5. Sin llorar

Ya que tienes clara tu meta y cuánto necesitas para lanzarte, asume los sacrificios desde ahora: cancela ese café extra (porque sabemos a cuánto puede ascender el costo de un cafecito diario), evita compras innecesarias, recorta las salidas a cenar ó las cheves con los amigos. El presupuesto que definiste en el paso 4 te ayudará a saber qué tanto estarás “aguantando tus lágrimas”, tal vez sólo necesitas identificar los:

 7 gastos fantasmas que puedes evitar 

Gastos comunes de un recién graduado.  

6. Métele un boost

¿Quieres agilizar el proceso? Acelera el proceso poniendo en acción algunos trucos: vende tus cosas por internet, ofrece tus servicios profesionales como freelancer, da asesorías, aplica el método de la botella que te lleva lejos ó mete tu dinero en fondos de inversión. La idea es generar ingreso extra específicamente para el viaje.

7. Siempre Alerta

Mantén los cinco sentidos alerta a las ofertas en vuelos, tours, paquetes todo incluido de último momento. A veces las agencias deciden dar descuentos únicos cuando menos te lo esperas; puedes activar el newsletter de las aerolíneas de tu interés, muchas veces por este medio encontrarás tarifas especiales. Te recomendamos algunos sitios donde podrás encontrar tarifas realmente bajas: google flights, momondo, skyscanner o vayama.

8. Haz Un Presupuesto


No podíamos olvidar esto, ¿cierto? Ya que tienes más idea de tu viaje, ponte a ahorrar para ello. ¿Cuánto necesitas? ¿Para cuándo? Saca el número que debes de ahorrar al mes, o incluso a la semana y todo será mucho más sencillo.

Se trata de ahorrar y conseguir promociones para un viaje futuro. No de irnos de viaje y quedar endeudados con las Tarjetas de Crédito.

Si todo esto no es suficiente para que planees tu siguiente viaje, acá te decimos algunos beneficios que gozan los viajeros.

Causa satisfacción a largo plazo

Las experiencias, como viajar, causan mayor satisfacción a largo plazo porque se vuelven parte de la identidad y del aprendizaje personal. Por ello, el Dr. Thomas Gilovich, quien ha estudiado la relación entre el dinero y la felicidad en la Universidad de Cornell durante 20 años, sugiere destinar nuestro dinero a comprar experiencias en lugar de objetos materiales que sólo satisfacen momentáneamente.

Mejora la creatividad

Viajar puede estimular la mente. Adam Galinsky ha publicado numerosos estudios sobre la conexión entre creatividad y viajes al extranjero. Entre sus hallazgos, concluyó que las experiencias en lugares foráneos incrementan la flexibilidad cognitiva, la habilidad para profundizar e integrar el pensamiento y la habilidad para hacer conexiones profundas entre cuestiones totalmente disociadas.

“Estar en contacto con sonidos, olores, sabores, lenguajes, sensaciones y paisajes totalmente nuevos, detonan diferentes sinapsis en el cerebro y tienen el potencial para revitalizar a la mente”. - Adam Galinsky, profesor en la Escuela de Negocios de Columbia.

Fomenta la resolución de problemas

Al viajar, la mente se “libera” para encontrar soluciones novedosas a problemas cotidianos. Esto sucede porque caemos en un “engaño cognitivo”, según lo explica el Dr. Lile Jia de la Universidad de Indiana, quien afirma que al estar lejos, en un lugar nuevo, las situaciones que nos mortifican cobran nuevos significados y somos capaces de pensar más alternativas para solucionarlos.

Refuerza la identidad  

Al estar en contacto con personas y culturas diferentes, es más fácil reconocer y apreciar lo que nos hace únicos. Esto fortalece la identidad personal, el orgullo sano por las raíces culturales y el reconocimiento de la diversidad, como afirma Mary Helen Immordino- Yang, profesora asociada de educación y psicología: “La habilidad de interactuar con personas con distintos bagajes culturales, y la habilidad de salir de tu zona de confort social, (…) ayuda a construir una identidad fuerte y acultural”.

Al final de cuentas, viajar es una especie de inversión en uno mismo: ganas nuevos horizontes y un sentido renovado de la vida. Apóyate de tu presupuesto y el ahorro para hacerlo: fija la meta, trabaja para ello y cuando llegue el momento, lánzate sin remordimientos.

Dános tu Opinión