banner ads

A la cima…por las escaleras (review)

Nos topamos con “A la cima…por las escaleras”, un libro de un regiomontano que ha creado varias empresas, donde nos cuenta en un tono bastante simple y personal, sus ideas de emprendimiento, de negocios y en general de la vida.

Les dejamos aquí algunas de las ideas que más nos llamaron la atención:

1.- ASUME TUS RESPONSABILIDADES.


El libro nos ayuda a entender que es mejor dar una respuesta real, aceptando nuestra responsabilidad, a tratar de dar excusas que sólo nos engañan a nosotros mismos. Quienes asumen responsabilidad por sus emociones, actitudes y decisiones, están mejor preparados para enfrentar los retos de la vida.

“Hay dos opciones básicas en la vida, aceptas las situaciones que son, o aceptas la responsabilidad de cambiarlas” – Dr. Denis Waitley

 

2.- SOBRE LOS PARADIGMAS.


En casa nos inculcaron frases como: “Deja de ser tan pedinche”, “Ahorita no, no te lo mereces”, “No hables con extraños”. Pero la vida nos enseña que gran parte del éxito viene de no conformarse, de reconocer que merecemos más de lo que nos ofrecen, de insistir en lo que queremos y de platicar con las personas más inesperadas.

 

3.- LAS PALABRAS TIENEN UN VALOR, NO SE LO QUITES.


Nunca hagas promesas que no puedes cumplir ni exageres al grado que tus palabras pierdan su valor. De lo contrario, ¿quién creerá en ti?

4.- EL DINERO ESTÁ AHÍ, VE POR ÉL.


¿Qué tienen en común las personas triunfadoras? ¿Qué es lo que los lleva al éxito? Más bien: ¿Qué tienen en común las personas adineradas? La respuesta tiene que ver con la inteligencia, la preparación y en ocasiones con la suerte. Los multimillonarios combinan todo esto, además de su capacidad para descifrar de dónde vienen las oportunidades. Todos los días hay oportunidades, pero sólo un pequeño porcentaje de la población logra el éxito…la cuestión es luchar todos los días para ser parte de ese número.

“Al éxito del rico, el pobre lo llama suerte”

5.- EL ÉXITO NO LLEGA FÁCIL.


Intenta todos los días, acostúmbrate a rebasar los estándares, permanece fiel a tus metas y devuelve siempre a tu comunidad. El trabajo de una persona exitosa destaca porque demuestra que ha sabido soportar el fracaso y gracias a ello ha encontrado la mejor manera de hacer las cosas.

“Las cosas que la gente fracasada odia hacer, son las mismas que la gente rica odia hacer. La diferencia es que los segundos entienden que es el precio del éxito”. -Brian Tracy

6.- ACOTAR EL PENSAMIENTO A LAS VENTAJAS Y NO AL PRECIO.


El libro nos explica que en una negociación es más inteligente destacar el valor y los beneficios del producto o servicio, en lugar de propiciar una decisión por precio. De esta forma, se suma valor y por ende la percepción del costo no es alarmante.

7.- EL DINERO NO COMPRA LA FELICIDAD.


Con dinero no puedes comprar felicidad, amistades ni salud. Entonces, ¿para qué sirve? En nuestra sociedad, el dinero brinda la seguridad de que tendremos techo y pan para nosotros y los nuestros. Pero no hay que confundir, el dinero no puede hacer más por nuestra felicidad que nosotros mismos.

«Señor Gandhi, si usted es tan inteligente, ¿por qué no es rico?» A lo que Gandhi respondió: «Si usted es rico, ¿por qué no es inteligente?»”.

8.- LOS RICOS TAMBIÉN PIDEN CRÉDITOS.


Aprende bien este consejo: los ricos que piden créditos lo utilizan para financiar proyectos que generarán ganancias más grandes que los intereses del crédito.

Sólo pide créditos cuando generen más rendimiento que el costo de interés. 

9.- LA PRÁCTICA NO HACE LA PERFECCIÓN, HACE CONSTANCIA.


Todos tenemos pilares que nos sostienen como a una mesa sus cuatro patas: espiritualidad, familia, amigos, trabajo, uno mismo, etcétera. Pero si realmente queremos destacar en uno, es necesario sacrificar el tiempo que le dedicamos a los otros. Sólo así, dedicando nuestro tiempo a la constante aplicación, corrección y complemento de cada nuevo intento, estarás construyendo tu propio éxito.

10.- EL PODER DE LA SISTEMATIZACIÓN.


Al sistematizar tu empresa, le das la oportunidad de seguir creciendo y operando aún cuando no estés presente. Si el sistema es tan rico y amplio, tan específico y con procedimientos bien específicos, tus empleados sabrán qué hacer y cómo hacer su trabajo.

“He aquí los pasos a seguir: primero encuentra lo que funciona, documentalo, sistematízalo y entrena sobre él hasta el cansancio, hasta que todos lo hagan exactamente como se debe hacer, paso por paso, segundo a segundo, tema por tema, lo más específico posible”.

11.- EL VALOR DEL SACRIFICIO.


Para alcanzar y mantener el éxito que cosechamos con nuestras manos, es necesario aprender a vivir con poco, a esforzarnos en momentos clave y a sacrificar lo que parece bueno a corto plazo.

“Si queremos ser los dueños del penthouse en la cima del edificio, aprendamos lo que la naturaleza nos enseña: crezcamos de un modo “apretado”, para luego disfrutar de una madurez holgada, y no al revés”.

12.- SOBRE LAS COMISIONES.


Un tip para los empresarios: fija el porcentaje de comisión en función de los márgenes de utilidad para la empresa, nunca en función del dinero que deba ganar un vendedor o un gerente; además, asegúrate de establecer metas suficientemente altas para motivar, pero alcanzables para evitar los desánimos. En resumen, las ventas deben beneficiar al empleado y a la empresa ¡esta es la manera de hacer negocios!

Si quieres conocer a profundidad estas y otras ideas, te recomendamos comprar el libro “A la cima…por las escaleras”.

Libro: A la cima por las escaleras

Artículos Relacionados

Dános tu Opinión