banner ads
7 Tips para hacer el súper inteligentemente Supermercado Full view

7 Tips para hacer el súper inteligentemente

Es verdad que ir al súper y comprar lo que necesitas para la semana no es tan complicado como suena. Vas, compras lo que quieres y san se acabó. Sin embargo, hay veces en que te gana el antojo y sales gastando más de lo planeado o compras cosas de más que terminan echándose a perder. Nosotros tenemos 5 consejos para que baje tu gasto de despensa.

1.- Antes de ir al súper, define un presupuesto.

Presupuesto

Es algo obvio y la verdad pocos lo hacen, pero si batallas para que te rinda la quincena, lo más recomendable es que sigas un presupuesto. Si ya sabes que sólo te puedes gastar cierta cantidad, ¿para qué caer en la tentación de las miles de cosas que se antojan en un supermercado?

2.- Para ahorrar al hacer la despensa, lleva una lista de lo que necesitas.

Lista de súpermercadoNo te esperes a ver qué se te antoja en el mercado o qué ideas culinarias se te ocurren en el momento. Al contrario, busca desde ahora las recetas que vayan con tu estilo de vida y con tu presupuesto, aprovecha para definir bien cada ingrediente y lograr tus metas de alimentación (cof cof, como puede ser “Comer más saludable”). La clave está en tomarse el tiempo, revisar la alacena y anotar lo que necesitas. Nosotros te recomendamos algunas recetas de Alta Cocina y Bajo Presupuesto, pero siempres puedes pasar a Kiwilimón y ver recetas con base de mar, recetas de postres y todo lo que se te pueda antojar.

Parece algo obvio, pero te aseguramos que al llevar una lista bien definida, se reducirá la cuenta final de tus compras.

3. No hagas el súper pensando en comida, sino en ingredientes.

Hambre2

Ya hemos hablado de los beneficios de aprender a cocinar y de todo el dinero que te puedes ahorrar. No vayas pensando que necesitas una “ensalada”, unos “taquitos” o un “snack”, el mercado no es un restaurante. En vez de comida, haz tu lista con los ingredientes necesarios para hacer la comida que se te antoja. ¿Quieres un tip de profesional? Lee el siguiente punto.

4. Aprende a variar tus recetas favoritas.

Pizza variacionEscoge esas comidas que te encantan y que sabes que son baratas, aprende a variarle uno que otro ingrediente para cambiarles el sabor y poderlas repetir muchas veces. Por ejemplo:

Huevos revueltos, huevos rancheros, huevos divorciados, machacado con huevo, huevito con papa, huevo con jamón, omelette de queso, omelette con espinacas, omelette con champiñones, huevito a la mexicana, etc. Puedes hacer la misma cantidad de variaciones con muchas cosas como el atún, la pasta, etc. Se trata de investigar un poquito y verás cómo ahorras aprendiendo a cocinar.

5.- No hagas todas tus compras en el mismo lugar.

Mercado

Esta idea es simple pero poderosa: aprende a comprar cada cosa en el lugar adecuado. Existen los supermercados, los mercados pequeños, los mercados ambulantes e incluso los monstruo mercados y todos ellos existen por una razón: cada uno es mejor en algo. Así que aprende a diferenciar en dónde están tus productos y alimentos favoritos, te darás cuenta que hay cosas que conviene comprar al mayoreo sólo una vez al mes, otras que se compran cada una o dos semanas y otras que es mejor comprar cada tres días en el mercadito de la esquina.

6.- Dale una oportunidad a los productos genéricos.

Alimento en lata genéricoA todos nos gustan las marcas, es algo humano. Pero la verdad es que en la mayoría de los casos, los ingredientes y alimentos genéricos pueden tener un sabor y calidad muy similar a aquellos de la marca que te gustan, sólo que con un precio reducido. No hay mejor manera que la experimentación, así que empieza a probar los productos genéricos o de la marca del lugar y define cuáles podrías sustituir y cuáles merecen pagar ese costo extra.

7.- Nunca vayas al mercado con Hambre.

Homero hambre

Según un estudio de los psicólogos Aner Tal y Brian Wansink; hay una correlación directa entre ir con hambre al súper y el sobrepeso porque mucha de nuestra experiencia en el súper está basada en el antojo. Los productos están diseñados con paquetes llamativos para que los compres por impulso. Esto se puede evitar con una buena lista, el estómago lleno y mucha disposición en comprar cosas buenas para ti. Recuerda que mientras más comas en casa: mejor.  

Si quieres salir con una cuenta enorme, entonces ve al supermercado con el estómago vacío.

2 Comentarios

Deja un comentario a Erendira Aquiles Hernandez Cancel reply