banner ads

7 tips para elegir un banco.

Ese gran banco a la vuelta de tu casa tal vez no sea la mejor opción para ti.
O tal vez si…lo importante es que consideres bien todas las variables a la hora de elegir una institución bancaria.

Resulta que ésto no es tan sencillo, pues hay una gran variedad de bancos, con una gran variedad de productos y servicios que satisfacen una gran variedad de necesidades. Por ende, el primer consejo y el más importante es:

SE REALISTA, DESCUBRE EXACTAMENTE QUE ES LO QUE QUIERES DE UN BANCO.

Lo anterior es importante porque, si tienes un plan a mediano plazo (como tener una casa), tu selección de banco debe tener eso en mente (aunque no quieras una casa en ese momento), pues debes saber que muchos bancos piden un historial crediticio de varios años para créditos importantes (como el de tu casa). Si en cambio, tus necesidades son más sencillas como abrir una cuenta bancaria para depositar tu dinero, entonces tenemos 7 puntos a considerar para elegir un banco:

1.- Solvencia, seguridad y confianza.


Si no somos expertos en temas bancarios, es recomendable elegir un banco confiable. Tener nuestro dinero en un banco solvente siempre nos dará más tranquilidad y mayores garantías. Investiga qué tipo de garantías ofrecen en caso de robo, uso fraudulento de la tarjeta o de la banca en línea y si cuentan con seguro de depósito del IPAB (Instituto de Protección para el Ahorro Bancario).

2.- Cuotas y comisiones.


Revisa que tipo de cargos existen por el uso de cada servicio: apertura y mantenimiento de cuenta, por retiro en cajeros de su propia red de sucursales así como de otros bancos, verifica si existen horarios y lugares de retiro específicos, cargos por transferencias, cargos por emisión de cheques, cargos por cheques erróneos o sin fondos suficientes, etc.. También investiga si existe una anualidad, mensualidad o cargo similar y conoce el saldo mínimo que debes tener en la cuenta para que no te cobren comisiones.

3.- Productos y servicios.


Tal vez en un inicio sólo te interese abrir una cuenta bancaria para tener tu dinero seguro y no “bajo el colchón”, pero revisa desde ahora que otro tipo de productos y servicios ofrecen, tales como: tarjetas de crédito, tarjetas de débito, productos de inversión, acceso de tus recursos en el extranjero, cambio de moneda (a dólares o euros por ejemplo), pagos en línea, transferencias de recursos internacionales o a otras cuentas, etc. Pregunta todo lo que puedas, incluso si en ese momento sólo te interesa un servicio básico.

4.- Tasas de interés.


Punto clave al momento de utilizar dinero ajeno. Considera que cada crédito es diferente y está en función de cuál va a ser su destino, por lo que el banco cobrará tasas de interés distintas. Revisa que tipo de financiamiento te pueda interesar (Tarjeta de crédito, crédito automotriz, crédito hipotecario, crédito de nómina, crédito personal, etc.) y compáralo con otros bancos, elige el que más te convenga. No te dejes enganchar por las compras “a meses sin intereses”, compara el precio de las compras a contado y no satures tu liquidez con éste tipo de adquisiciones, utiliza este mecanismo para lo que realmente es necesario y no sacrifiques o comprometas tu economía personal.

5.- Lealtad o puntos.


Este es un aspecto que  puede resultar engañoso y debe tratarse con cautela. No te dejes enganchar por un tema de que la utilización de un producto o servicio te produce puntos, esto debe servir más bien como un programa de lealtad y es algo que funciona con un buen uso a lo largo del tiempo. Realmente es difícil saber desde un inicio cómo funcionan los puntos y cómo sacarles provecho. Sin embargo, si lo sabes utilizar, podrás obtener varios premios durante el año.

6.- Servicios en electrónicos.


Conoce qué servicios y operaciones se pueden llevar a cabo a través de la banca en línea, si tiene algún costo extra y si el banco cuenta con alguna aplicación o servicio móvil como notificaciones de cargos al celular o a tu correo electrónico. Pon atención a la frecuencia de uso y las características del sistema, pues lo ideal es que hagas todas tus operaciones desde la comodidad de tu casa u oficina.

7.- Disponibilidad.


Investiga la cantidad y la localización de cajeros y sucursales, sus horarios… y si puedes, visítalas, te sorprenderá que en ocasiones son importantes hasta los pequeños detalles como la cantidad de gente o la logística de las filas, ¡en unos bancos incluso te ofrecen agua o café mientras esperas tu turno!

Analizando estos 7 puntos te podrás dar una buena idea de lo que quieres y necesitas y lo que realmente puedes obtener en un banco. Busca, pregunta y compara. No caigas en plazos forzosos ni en promociones engañosas. No pagues por lo que no necesitas. Y no olvides, apoya a la institución que vaya de acuerdo con tus valores.

Dános tu Opinión