banner ads

7 tips para comprar un automóvil

Comprar un auto es costoso, de hecho es uno de los gastos más grandes que hacemos en la vida. Sí ya evaluaste tu situación económica y tu estilo de vida, y haz decidido hacerte de un vehículo, debes planear la forma desde ahora. Afortunadamente aquí te decimos 7 cosas que debes saber antes de comprar un automóvil:

 

1.- Identifica y confronta la Necesidad con la Realidad.

 


No debemos elegir un coche por su estilo aerodinámico o simplemente porque nos gusta. Considera que es algo con lo que vivirás varios años y por ende, recomendamos ser pragmáticos y elegir de acuerdo a nuestras necesidades y a nuestro presupuesto. Piensa bien para qué quieres tu carro y elige el modelo que mejor se ajuste a satisfacer tu estilo de vida. Se realista con tu cartera, evalúa tu ingreso mensual y considera lo que te alcanza.

Evidentemente, al final debemos escoger un coche que nos guste, nos sirva y nos alcance.

 

2.- El costo del automóvil es mucho más que una mensualidad.


Debes saber que el gasto en un auto es mucho mayor de lo que parece a simple vista. En el momento inicial de comprar un carro, debes considerar que el monto debe cubrir el costo de la unidad, el costo de las placas, la gestoría de trámites legales, el costo por apertura (en caso de financiamiento) y el costo del seguro. Además de los costos iniciales y de los anuales (como la tenencia, las placas y los seguros), considera los gastos comunes del día a día como lo son: la gasolina, el estacionamiento y el mantenimiento.

Como regla general, no te comprometas a hacer un gasto por los siguientes años que supere el 30% de tu sueldo. Si de plano no te alcanza, lo que debes hacer es ahorrar, de forma que puedas dar un enganche mayor (o incluso pagar de contado) y el costo mensual del coche no supere dicho número.

 

3.- Estás adquiriendo un pasivo.

 


Por más que nos guste decir que estamos haciendo “una inversión” al comprar un coche, debes tener bien claro que lo que estás adquiriendo es un pasivo (no un activo) y que éste representará un gasto constante durante el tiempo que lo tengas. Si bien, al comprar un coche nos hacemos de un bien material que después podemos vender (y recuperar nuestro dinero), debemos ser realistas y entender que es un bien de poca liquidez, el cual no podemos convertir en efectivo de un día a otro. Aún así, considera los modelos que mantienen mejor su valor durante el tiempo, para que al momento de vender, recuperes lo máximo posible.

 

4.- Haz tu tarea de investigación.

 


La palabra tarea nos genera pereza de inmediato, pero nos va a evitar muchos problemas a largo plazo. Comprar un auto es exhaustivo, requiere tiempo y esfuerzo para hacer una investigación de lo que realmente nos conviene. No confíes en el vendedor que es buenísima onda porque, básicamente, es vendedor. Cuando vayas a una agencia por un anuncio o una oferta específica que viste en otra parte, primero llama al lugar, pues a veces esas ofertas son sólo “trampas” para atraer visitas, pero al momento de estar ahí la oferta mágicamente ya terminó. Invierte tiempo en investigación, lee blogs especializados, pregunta con tus conocidos, revisa el rendimiento de gasolina, el valor de reventa de la unidad, costos de mantenimiento, experiencia de manejo, entre otros.

Pregunta cuál es la línea de automóviles con la cual compite el modelo que te interesa comprar. Todas las marcas tienen diferentes modelos que compiten entre sí, así que puedes comparar precios, diseño, facilidades de pago, costos de mantenimiento, refacciones, experiencia al volante, entre otros. Revisa también la antigüedad del diseño, una línea sufre cambios grandes cada 4 años aproximadamente, así que ten cuidado y evita comprar una línea que va a cambiar al próximo año.

 

5.- PREPARATE PARA NEGOCIAR.

 


Aunque las agencias presentan cifras muy definidas y específicas, todos tienen ganas de vender y por ende, todos están dispuestos a negociar. Prepárate para que cada vendedor que conozcas te esté buscando por teléfono durante las semanas siguientes a tu visita. Estudia estrategias de negociación, debes saber de lo que estás hablando y estar listo, o por lo menos aparentar estar listo para hacer la compra. Si ya has comprado más de 1 modelo con cierta marca, pregunta a tu agencia si puedes obtener facilidades como cliente premium.

 

6.- CONOCE TU FINANCIAMIENTO.

 


Si vas a sacar el coche a través de un financiamiento, debes saber bien en que te estás metiendo. De entrada, no asumas que el financiamiento que te ofrecen en la agencia es el mejor. Muchas veces es mejor buscar un crédito financiado por otra parte, como en tu banco, y negociar una tasa de interés favorable.

Al momento de adquirir un crédito financiado te recomendamos tres cosas:

  1. Paga lo máximo que puedas de enganche.
    Si bien el crédito no contempla la cantidad que das de enganche, es esencial en la ecuación. Entre más puedas pagar de enganche, menor será el crédito y por lo tanto, menor la cantidad que hay que pagar por concepto de intereses.
  2. Busca la tasa de interés más baja.
    Las tasas más normales rondan entre el 10 y el 12% (México, 2015). Este es el porcentaje (del monto de la deuda en determinado periodo) que la institución cobrará mensualmente por prestar ese dinero. No es muy difícil conseguir tasas más bajas y siempre hay mejores ofertas cuando se tiene un buen historial crediticio y una cuenta con ahorros. Busca que la tasa de interés sea menor del 10%, es posible incluso encontrar menores al 9%.
  3. No extiendas el tiempo para pagar menores mensualidades.
    Entre más tiempo estés pagando, más caro te sale. Haz un esfuerzo por dar un pago inicial (enganche) alto o de pagar una mensualidad importante.

Nota: para obtener mejores tasas y mejores créditos, debes tener un historial crediticio saludable. Si aún no pides un crédito grande, las tarjetas de crédito son el instrumento adecuado para generar dicho historial.

7.- PREPARA LA PAPELERÍA.


Si obtendrás el coche a través de un financiamiento, es oportuno que prepares la papelería que te pedirán para darte el crédito. Esto puede variar según la agencia, banco o institución financiera, pero normalmente se solicitan los siguientes documentos:

  • Identificación oficial (INE)
  • Comprobante de domicilio
  • Recibos de nómina o estados de cuenta (mínimo de los últimos 3 meses)
  • Solicitud de crédito (la otorga cada institución)
  • Carta de autorización para el buró de crédito

Extra: Aprende el vocabulario.


Cuando el vendedor de la agencia realiza una propuesta de financiamiento, te mencionará algunos términos importantes que necesitas conocer para comprender a cabalidad tu compra. Algunos de ellos son:

  1. Financiamiento: Es el crédito que te dan, se estructura en un esquema de tiempos y pagos en el cuál deberás terminar de pagar tu carro. Este financiamiento lo tiene que aprobar el banco y principalmente depende de tu historial crediticio, es decir, qué tan confiable y responsable has sido con el pago de tus deudas pasadas. La opción es para quienes no pueden comprar el auto de contado (es decir, en un sólo pago).
  2. Enganche: Monto inicial que necesitas para sacar el coche de la agencia. Este monto puede ser desde el 10% del costo total de la unidad, pero el porcentaje se determina en la negociación con la agencia.
  3. Anualidades: Es una opción pago que puedes elegir en la cual te comprometes a dar un pago cada año y así disminuir las mensualidades.
  4. Costo de comisión por apertura: Es la cantidad que el banco te cobra para abrir una cuenta (tu financiamiento). Lo más común es que este costo sea nulo, $0, y sirve como estrategia de venta para convencerte de que estás obteniendo un gran descuento.
  5. Tasa de interés: Es el monto mensual que cobra el banco por hacer el préstamo. Una tasa de interés ideal es menor al 10%.

Ahora sí, si sigues con la decisión de adquirir un automóvil, tienes más armas para la batalla. Plantea una meta, haz tu tarea y se responsable con tus finanzas.

 

Artículos Relacionados

Dános tu Opinión