banner ads

7 Lecciones de dinero que aprendí haciendo ejercicio

Seré completamente sincero: cuando empezamos el proyecto de Querido Dinero yo tenía varias deudas y unos cuantos kilos de más (principalmente en forma de barriga). Pero a más de tres años de haber iniciado este viaje editorial, mi vida ha cambiado radicalmente. No soy millonario ni fisiculturista, pero tengo aproximadamente 8 meses que salgo a correr diariamente y de asistir al gimnasio casi todos los días. Ah claro, ahora también tengo unos cuantos miles de pesos en ahorros y otros cuantos en inversión. Así que para los que quieran mejorar su vida a través del ejercicio y las finanzas personales, aquí van algunos insights de mi experiencia.

1.- Para mejorar tus finanzas y tu cuerpo, Primero debes cambiar tu mentalidad.

Mindset

Antes pensaba que no podía gastar en la mensualidad del gimnasio. Ahora éste representa un compromiso que evita gastar en otras cosas que me hacían más mal que bien (sí, me refiero a las caguamas).

Ahora que mi estilo de vida y mis hábitos diarios han cambiado significativamente, caigo en cuenta que existe una gran relación entre mejorar tu condición física y mejorar tu situación financiera…y todo comienza con tener el mindset adecuado.

2.- Si quieres mejorar, empieza entendiendo tu situación actual.

Ya hemos comentado antes que para poder mejorar tus finanzas, debes saber cómo son tus números. Algo para lo cual te puede ayudar nuestro libro “Querido Dinero, Te Odio y Te Quiero”, llevar un registro de tus gastos o simplemente la “Guía para salir de deudas”. En el caso del ejercicio, es exactamente igual pues lo primero es saber en dónde estás. Tómate unas fotos (sin sumir la panza), toma tu peso, mide tu cintura, o si lo quieres hacer todavía mejor; ve a una consulta para obtener tu nivel de grasa corporal y otros estudios más profundos.

Una vez que sabes tus métricas, sabrás lo que necesitas hacer.

Personalmente, a mi me ha servido bastante tener un activity tracker, esas cosas como pulseras que te miden los pasos (y mucho más). Yo quería algo más “formal”, así que me compré un Withings Activité (ahora Nokia Health) y me encanta poder ver cómo mejora gradualmente mi actividad.

3.- Lo más importante para mejorar tu situación, es tener metas claras.

Metas Financieras
Ya sea bajar de peso, correr un maratón o subir tu masa muscular, todo buen atleta hará los sacrificios necesarios porque tiene una meta a la cual quiere llegar. Para lograrlo, necesitarás mucha motivación de manera diaria, por lo que te recomiendo que tengas recordatorios del por qué una meta es importante para ti. Sin embargo, la motivación también puede perder su impacto, para lo que también necesitas determinación. Sabes que quieres estar en un peso saludable porque ya entendiste que es importante para tu salud y tu futuro.

Lo mismo pasa con las finanzas. Tu meta puede ser comprar de un automóvil, comprar una casa, emprender con un negocio o lo que sea. Y debes tener bien claro el porque eso es algo que realmente quieres para tu vida. Seguramente también ya entendiste que si logras estas metas financieras, tu retiro será mucho mejor.

4.- Para avanzar rumbo a tus metas, elige primero los logros pequeños.

Fitness

No intentes transformar tu cuerpo de un día para otro…porque no vas a poder. Un cuerpo saludable y bien tonificado es algo que se logra con mucha paciencia y esfuerzo, nadie en el mundo lo puede comprar. Así que empieza con metas pequeñas y con logros incluso más pequeños. Tal vez querías bajar 5 kilos en 2 meses, pero solo lograste 500 gramos…Felicidades! estás más cerca de lo que quieres. O tal vez no lograste bajar un sólo gramo, pero ya estás creando un hábito más saludable, así que no te detengas pues los resultados llegarán eventualmente. En el ejercicio hay un dicho clásico:

En 4 semanas lo vas a sentir.
En 8 semanas lo vas a ver.
En 12 semanas lo vas a escuchar.

Lo mismo con las finanzas. No quieras ahorrar el doble y ganar el triple de un mes para otro. Necesitarás adaptar muchas cosas en tu vida. Te recordamos que para lograr el 20% de ahorro mensual, recomendamos hacerlo gradualmente.

5.- Para mejorar tus finanzas y tu cuerpo, compites todos los días contra ti mismo.

Escalones-Gradual
Esto debe quedar más que claro: si quieres lograr tus metas, necesitas mucha disciplina y mucha paciencia, no importa si tu meta es ahorrar, invertir, bajar de peso o correr un maratón. Aprende a identificar tus excusas y tus puntos débiles; la lluvia no debe detenerte, tampoco las ofertas ni el happy hour. Me gustaría decirte que todo esto es sencillo, pero no lo es…Debes pelear una batalla contra ti, absolutamente todos los días. Pero si me gusta decirte que cuando empieces a hacerlo, te vas a dar cuenta realmente de cuántas ganas tienes de lograrlo. Recuerda lo siguiente:

Llegar a tus metas será más difícil de lo que piensas. No terminas cuando te cansas ni cuando te hartas…sino cuando llegas a la meta.

6.- Para lograr tus metas debes establecer las reglas del juego.

Ajedrez

Este punto es muy simple y también muy poderoso. En las negocios, es equivalente a desglosar las metas y objetivos en planes de acción y tareas específicas. Así que debes establecer tus reglas para lograr lo que quieres. Es más simple de lo que suena, tus reglas pueden ser: “hacer una hora de ejercicio tres veces a la semana”, o “no gastar más de dos veces a la semana en restaurantes”.

Lo ideal es que te apegues a tus propias reglas, pero claro, habrá ocasiones en que será “imposible” cumplirlas. No te traumes, pero mejora la próxima semana. Aprende a medirte y mejora gradualmente. Te recordamos la “Guía para definir propósitos financieros” para definir objetivos y para aumentar las posibilidades de seguir tus propias reglas, lee el siguiente punto.

7.- La magia de la automatización o la fuerza de los hábitos.

Robot

Cuando tus reglas se vuelven hábitos, sabes que vas por el camino del éxito. Es aquí donde puedes aplicar varios “lifehacks” para automatizar ciertas acciones. En el tema de las finanzas, es sencillo programar un ahorro automatizado o dejar de gastar en salidas entre semana. Aquí otros ejemplos:

No esperes al momento de la comida para decidir que comerás. Prepara tu comida y lleva tus Tuppers a todas partes. Te recordamos “Cómo comer más saludable sin gastar una fortuna”.

Esto puede sonar aburrido, pero a mi me ha funcionado bastante: todos los días tomo un smoothie de frutas o verduras y desayuno huevo de mil formas, a medio día como ensalada y pescado en casa de un amigo y por la noche ceno algo ligero en casa. Después de hacer ejercicio me tomo un shake y una galleta con proteína, mismos que dejo listos para el día siguiente antes de irme a la cama. Ah si, también debo aceptar que el 90% de mi ropa es de color negro, por lo que nunca batallo para saber qué ponerme…esto lo aprendí de grandes empresarios que deciden incorporar un uniforme personal y además, es mucho más sencillo lavar y cuidar la ropa. Todo se resume en reducir mis opciones para sólo hacer lo que ya sé que debo hacer.

Ya no pienso lo que debo o no debo hacer, simplemente lo hago de manera automática.

Encuentra tus propios lifehacks y diseña tus hábitos según tus metas.

Extra: Lifehacks que te obligan a hacer lo que realmente quieres

Louis-Dalmatian
A mis 35 años, nunca había mantenido una constancia de salir a caminar todos los días a primera hora del día. Ahora que lo hago, no sé porque me tardé tanto en empezar; esto normalmente me llena de energía y me permite un momento de paz antes de empezar con el caos de la vida diaria.

¿Mi truco para lograr esta constancia? Adopté un perro que necesita salir a correr diariamente y todas las noches preparo mi ropa y tenis deportivos a un lado de la cama. Ahora mis salidas al parque a las 7 de la mañana no dependen de si tengo ganas o no, pues a mi perro le vale madres mis ganas.

Esto me ha obligado a cambiar mi vida para activarme diariamente y cuando no lo hago, mi perro se encarga de destruir el jardín, de ladrar como desquiciado y de hacerme caras de sufrimiento cuando vuelvo por la noche. Afortunadamente, cuando salimos a pasear (prácticamente todos los días), nos entendemos de maravilla.

¿Mi próximo lifehack financiero? Será un crédito grande…uno que me obligue a gastar todavía menos y a invertir cada vez más. Luego les cuento cómo va eso…

Dános tu Opinión