banner ads

7 Tips sobre Tarjetas de Crédito

Cada vez es más común utilizar las tarjetas de crédito para cubrir nuestras compras diarias, prácticamente todos tenemos por lo menos una…pero, ¿conoces las reglas básicas a la hora de obtener una tarjeta de este tipo?

Aquí te damos 7 recomendaciones para elegir la más adecuada y utilizarla correctamente.

Para empezar, en Querido Dinero no recomendamos tener sólo una, ni tres, ni cinco. Como lo dice el artículo “Combinación Perfecta: Tener Dos Tarjetas de Crédito”, el número ideal es dos.

A continuación, nuestras recomendaciones:

1.- Revisa el CAT


No, el CAT no es un gato, pero tal vez recuerdes mejor este dato si lo ilustramos con Grumpy CAT…
El CAT (Costo Anual Total) es el monto que el banco cobra anualmente por prestarte el dinero del cual dispones. Sirve como un indicador comparativo con el fin de informar al público y promover la competencia. Funciona incluso para comparar productos y servicios financieros distintos, aunque tengan distintos plazos o características. Incorpora todos los elementos que determinan el costo de un crédito, como son la tasa de interés, las comisiones, primas de seguros, excepto el IVA aplicable, además de otros elementos como la garantía exigida y la periodicidad o frecuencia de pago.

La regla básica es que entre menor sea el CAT, menor el costo de la tarjeta.

2.- Compara tu sueldo contra el Límite de Crédito


El Límite de Crédito es el monto máximo que puedes utilizar para comprar y/o adquirir servicios. Este monto varía de persona a persona, y se otorga de acuerdo a un análisis que realiza el banco del historial, el trabajo, el salario de quien solicita la tarjeta, entre otros. Cada vez que realizas un gasto, el dinero disponible en esta línea de crédito disminuye y cuando abonas al capital o reduces la deuda, recuperas la línea de crédito. Nosotros recomendamos que siempre hagas una relación entre el límite de crédito de tu tarjeta con respecto al salario. Cómo dice el artículo de “Combinación Perfecta: Tener Dos Tarjetas de Crédito”:

Recomendamos que una la topes a un 60-70% de tu ingreso mensual y otra mayor a 4 meses de tu sueldo.

Lee más en:

3.- Beneficios


Es correcto, todos quieren vivir las bondades de los famosos puntos. Uno de los factores que puede inclinar la balanza sobre una tarjeta u otra, son los beneficios. Éstos pueden incluir millas de viaje en aerolíneas, precios especiales en anualidades, sorteos, boletos para eventos, pre-ventas, puntos para comprar objetos y vacaciones, ventas nocturnas, descuentos permanentes, beneficios en deportes, asociaciones, autoservicios, entre otros. Hay que considerar que si bien los beneficios añaden atractivo a la tarjeta, también pueden implicar un costo anual más elevado. No te enganches a una TdC que te ofrece puntos canjeables por cosas que no usas, se realista, si no viajas seguido en una misma aerolínea, lo más probable es que no lo vas a hacer tampoco por un plástico.

No te enganches a una TdC que te ofrece puntos canjeables por cosas que no usas

4.- Meses Sin Intereses


La modalidad de pago a meses sin intereses (MSI) te permite comprar productos y/o servicios a un precio similar que si los compraras de contado (liquidando el pago en un sólo monto), pero con la posibilidad de diferir su costo en cierto plazo de tiempo (6, 12, 18 meses). Esta modalidad es mucho mejor que los pagos fijos (o esquema de crédito), pues si pagas a tiempo, te libera del interés mensual que el banco cobra por el financiamiento (tasa de interés). Sin embargo, debes tener en cuenta que si no administras bien tus gastos, los meses sin intereses pueden desequilibrar tus finanzas. La CONDUSEF (Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras) te recomienda proyectar la mensualidad de la compra junto con otros compromisos financieros, para definir si es posible cubrir todos tus gastos; además, sugiere considerar comprar después de la fecha de corte para obtener hasta 50 días de financiamiento para empezar a pagar.

si no administras bien tus gastos, los meses sin intereses pueden desequilibrar tus finanzas.

5.- Pago mínimo


Cuando utilizas tu tarjeta de crédito, estás utilizando dinero prestado del banco. Por eso mes con mes, dicha institución bancaria (emisora de la tarjeta) establece una cantidad mínima que debes pagar para mantener vigente tu crédito. Si no lo pagas, te cobrarán intereses moratorios y generarás un historial negativo ante el Buró de Crédito, el cual se encarga de evaluar si eres candidato a recibir cualquier tipo de crédito en tu vida. Pagar esta cantidad mínima mantiene activo tu crédito, pero también es una estrategia que sólo te endeudará más. ¿Por qué? Al pagar la TdC, no sólo estás cubriendo tu deuda, sino también los intereses, las comisiones y el IVA. Si sólo pagas el mínimo, cubres estos últimos conceptos pero no estás abonando al capital, es decir, no estás disminuyendo tu deuda. Esto es más fácil de recordar con la siguiente frase:

“Si pagas el mínimo, te endeudas al máximo”

6.- Prepara tus estados de cuenta


Las tarjetas de crédito tienen una fecha de corte, que es el último día del periodo que se cobra por mes. Después de este día, todas las compras que realices entrarán en la siguiente mensualidad y así sucesivamente. Es importante que tengas en orden tus estados de cuenta porque ahí aparecen datos como el pago mínimo, la fecha límite de pago, el pago para no generar intereses, el límite de crédito, los intereses y tu saldo (monto total que le debes al banco), todo esto te permitirá ver qué tanto has gastado, cuánto dinero necesitas para saldar tus deudas y saber si es saludable para tus finanzas seguir utilizando tu tarjeta.

saber si es saludable para tus finanzas seguir utilizando tu tarjeta.

7.- Crea un historial de crédito


Si todas tus finanzas las manejas en efectivo, no estás creando un historial crediticio y será más difícil que obtengas una tarjeta de crédito o un crédito mismo, que puede servirte para cubrir gastos grandes como la compra de una casa o de un coche. El historial crediticio te ayudará a conseguir créditos mayores, es una forma en la que el banco comprueba que eres responsable pagando tus deudas, así que entre mejor sea este historial, puedes recibir un mayor crédito. Si eres joven y nunca has tenido un crédito, puedes comenzar contratando un plan de teléfono, paquete de cable o sacar una tarjeta de crédito departamental; estos recibos son suficientes para comenzar a crear el historial crediticio.

El historial crediticio te ayudará a conseguir créditos mayores

 

Artículos Relacionados

Dános tu Opinión