banner ads

5 razones para utilizar un uniforme.

Tal vez todos recordamos a Steve Jobs como un gran visionario que desarrolló el iPhone, el iPad, la marca de Apple y en general, como alguien apasionado por humanizar la tecnología…pero también muchos lo recordaremos porque siempre utilizaba una playera negra con cuello de tortuga, jeans azules y tenis blancos.

Steve Jobs siempre se vestía igual cuando hablaba en público…de hecho lo hacía casi todos los días ya que decidió adoptar un uniforme personal después de entender cómo en Sony el uniforme laboral creaba una unión entre los empleados. Y la verdad es que el co-fundador de Apple no es el único en repetir la forma de vestir, por eso aquí te damos 5 razones para utilizar un uniforme personal:

  1. Comodidad y confianza.
    Es cierto, hay ropa con la cual nos sentimos más cómodos, más seguros de nosotros mismos y que nos pone en un estado de ánimo y mental. Esto se puede aprovechar a través de la repetición de un uniforme personal.
  2. Un sello personalizado.
    Muchos empresarios, políticos y otros famosos tienen un look único, un personal branding que maximizan al lucir siempre igual. Este sello personal de como vestir ayuda a que sean recordados y reconocidos. Dan Schawbel, el fundador de Millenial Branding, comenta: “La gente que siempre viste lo mismo, tiene alguna frase característica y se asocia con la misma gente, es siempre más memorable que los que no. Es una afirmación de la personalidad”.
  3. Establecer una opinión.
    Otras personas utilizan su vestimenta a manera de statement o manifiesto. Es una forma de representar una idea con la cual se identifican. Mark Zuckerberg, por ejemplo, comenta que tiene 20 playeras idénticas en su clóset y representa a una generación que no quiere ir de traje al trabajo.
  4. Por eficiencia.
    Se dice que Albert Einstein tenía varios juegos del mismo traje gris porque no quería gastar energía mental ni tiempo en escoger como vestir cada mañana. Ahora, el presidente de EEUU hace lo mismo. Obama comentó que no quiere tomar decisiones constantemente respecto a que vestir o que comer porque tiene muchas otras decisiones que tomar. Además, mencionó que hay investigaciones que demuestran que el simple hecho de tomar decisiones, degrada la habilidad para tomar siguientes decisiones.
  5. Por ahorro.
    Cuando Steve Jobs entendió que el uniforme le iba bien, ordenaba grandes cantidades al diseñador que le hacía las playeras con cuello de tortuga, de esta forma ahorraba tiempo, dinero y energía tanto al momento de la compra, como para tomar la decisión diaria.

 

Dános tu Opinión