banner ads

3 Razones para aprender sobre créditos.

En México existe esta idea de que todas las deudas son malas, que los créditos son solamente cargas pesadas para nuestra independencia financiera. Y esto es lógico si consideramos que durante los últimos 30 años nuestro país ha sufrido crisis financieras como si fueran parte de la normalidad. Realmente, la cultura del crédito apenas empieza a crecer en México y pocos saben que existen deudas que le hacen bien a tu cartera. Por eso, aquí te damos tres razones para que aprendas más sobre los créditos:

1.- El crédito sí importa.

El crédito, tal vez piensas que le hacemos mucho cuento, que puedes vivir con tus ahorros y te preguntas, ¿realmente importa? La respuesta es: sí, mucho.

Desde una perspectiva macroeconómica, el crédito ayuda a crecer a los negocios, especialmente a las micro y pequeñas empresas. Sin él, se quedarían muy pequeñas y limitadas. Estas empresas jóvenes son importantes pues además de su rápido crecimiento, generan entre el 40-64% de las nuevas fuentes de empleo. Tal vez ya sabes la importancia del tema y por eso eres de los que les gusta emprender, te recomendamos leer: Cómo llevar tu idea a la realidad y 7 tips para iniciar un negocio.

Pero además, el crédito también es importante aunque no tengas un negocio propio, ya que para tus finanzas personales, un buen historial crediticio es la diferencia entre el tipo de préstamos y condiciones que te ofrecen los bancos. Afortunadamente, aquí te decimos cómo mejorar tu score en el Buró de Crédito. Recuerda que:

El crédito bien usado aumenta tu patrimonio. El crédito mal usado, te puede llevar a la quiebra.

2.- No Son Enchiladas, Pero Tampoco Es Tan difícil.


La verdad es que el tema de créditos puede ser profundo y complejo, pero no es tan difícil saber lo básico. Hay que empezar por entender que existen todo tipos de créditos, desde aquellos de fondo perdido que no cobran nada de interés, hasta los préstamos inmediatos o micro-préstamos que pueden tener un interés de hasta el 110%, así que hay que tener cuidado y conocer bien en qué nos metemos.

En toda esta variedad de créditos, lo básico a entender es que a mayor garantía, mejor el crédito. Esto significa que en los créditos donde el prestamista no tiene seguridad (como en los inmediatos), se protegerá cobrando mucho por su dinero…y en aquellos en que el deudor tiene cómo responder, se le cobra poco. Para entender realmente cómo funciona un crédito, es necesario conocer todas las especificaciones: la tasa de interés, las comisiones, los seguros, penalidades por atrasos y por adelantos, etc. Sin embargo:

existe un número que resume los costos totales y facilita la comparación entre distintos instrumentos financieros, el famoso CAT (Costo Anual Total). Empieza revisando este número para cualquier decisión financiera.

3.- Hay formas de mejorar tus créditos…y tus finanzas.


Afortunadamente, Querido Dinero existe para facilitar tus finanzas y mejorar tu relación con el dinero, por lo que aquí te damos algunos tips clave para que también te lleves mejor con el dinero que te prestan ;)

 

  • No buscar créditos desesperadamente.
    Es importante que no pidas varios créditos al mismo tiempo. Hay una pequeña diferencia entre informarse sobre un crédito y solicitar un crédito. Cuando hagas tu investigación y visites distintos bancos, pide toda la información pero no hagas una solicitud formal que les de permiso de revisar tu historial crediticio. Puedes leer más de esto en cómo mejorar tu score en el Buró de Crédito.
  • No tener demasiados créditos abiertos.
    Los créditos pueden ser buenos, pero como persona física, no se vale tener más de 4 o 5 créditos abiertos.
  • No utilizar al tope las tarjetas.
    Recuerda la recomendación de utilizar únicamente el 50% o menos de tu línea de crédito para mantener una deuda sana. Esto también lo habíamos visto en cómo mejorar tu Historial Crediticio.
  • No pedir más dinero, ni más tiempo, del que necesitas.
    Es muy importante que cuando pidas un crédito, lo hagas sólo por la cantidad que necesitas, sin importar que te ofrezcan más. Además, cuando lo vayas a pedir, tampoco lo hagas a un plazo demasiado holgado. Recuerda que tu porcentaje de deuda debe ser, como te decimos en el siguiente punto:
  • Cuida el nivel de tu endeudamiento
    Recuerda que la suma de todas tus deudas no debe pasar del del 36% de tus ingresos. Esta es una recomendación general de la banca y es una referencia que revisará un prestamista para saber si alguien debe o no tener más créditos. ¿Te interesa sacar una casa a crédito? Entonces te recomendamos leer la Regla del 28/36.
  • Empieza a manejar bien tur créditos desde joven.
    Aunque ya hemos hablado de tips para cada etapa de la vida, debes tratar de ser lo más atractivo para el banco desde joven. Para lograrlo, puedes empezar a construir un Historial Crediticio con Tarjetas de Crédito básicas, con planes de telefonía celular o tarjetas  departamentales.

Dános tu Opinión