banner ads

10 principios de la inversión

Tanto la revista Money como Forbes consideran a Sir John Templeton un inversionista sensato y exitoso. ¿Por qué? Por su inteligencia administrativa en las inversiones. Su reconocimiento internacional le llevó a portar el apodo de “decano de las inversiones globales”, y se le considera una de las figuras más importantes en la historia de la administración de inversiones.

John Templeton y su organización, Templeton Mutual Funds, dieron al mundo excelentes consejos para una mejor cultura financiera en cuestiones de inversión, juntamos aquí los 10 principios de Templeton, que a pesar de haber sido escritos hace décadas, siguen manteniendo su vigencia y valor.

1. Invertir en busca de retornos reales


La única razón por la cual un inversionista decide hacer una compra es porque busca obtener el máximo rendimiento después de intereses. Es un objetivo claro y evidente. Cualquier estrategia de inversión que olvide las condiciones de los impuestos y de la inflación está incompleta y por lo tanto es riesgosa o inexacta.

2. Tener siempre la mente abierta


La flexibilidad es característica del gran inversionista. Un inversionista de mente abierta es capaz de percibir los mejores resultados a largo plazo, ya que en lugar de comprar lo que está de moda y vender lo que no, es quien vende lo que está de moda y compra lo que no. El no casarse con estrategias o instrumentos financieros en particular, así como una gestión activa garantizan un buen camino.

3. No seguir a la mayoría


La única forma de obtener resultados que sean diferentes al resto, es hacer cosas diferentes al resto. No puedes hacer lo mismo que los demás y esperar diferentes resultados. Este principio también es cierto en la inversión y requiere de una entrenada fuerza de voluntad. A largo plazo, comprar cuando la mayoría está vendiendo, y vender cuando la mayoría está comprando, arroja mejores resultados.

4. Saber que todo está en constante cambio.


El alza y baja en los mercados no es permanente. Todo lo que sube tiene que bajar, y lo contrario también es cierto. Por lo tanto, hay que entender que la situación en la que se encuentran los precios es temporal, y si bien es verdad que algunos tipos de industria o instrumentos pueden hacerse populares entre los inversionistas, esta popularidad es transitoria, y la baja de precios en la misma podría prolongarse en varios años.  

5. Evitar modas.


En ningún momento. Cuando un método de selección o un instrumento en específico se ha vuelto popular entre los inversionistas tenemos una señal clara de que llegó el tiempo de cambiar. Cuando una manera de operar en particular se populariza el mercado reacciona de forma distinta, y por lo tanto deja de ser efectiva, y es una de las razones por la cual el mercado no trabaja con fórmulas particulares.

6. Aprender de los errores


Un comportamiento repetitivo puede arruinar cualquier plan de inversión y llevar a los inversionistas a la ruina. No está mal caerse, pero hay que saberse levantar y evitar tropezar dos veces con la misma piedra. Tomar nota de lo acontecido y reorganizarse.

7. Comprar en épocas de pesimismo


Cuando llueven las malas noticias nacen los grandes mercados, en tiempos de escepticismo crecen, maduran con el optimismo y mueren con la euforia. Cuando el pesimismo inunda los mercados es el mejor momento para comprar, y cuando los inversionistas entran en euforia es el momento ideal para vender.

 

8. Buscar valor de precios bajos


La única forma de hacerse de una excelente inversión en los mercados bursátiles es comprando lo que todos están vendiendo, económicamente al haber más oferta los precios se presentan más bajos. Lo que logra más rentabilidad es la búsqueda de valor, ya que la mayoría de los inversionistas se centra en buscar perspectivas y tendencias.

9. Buscar de forma global


Diversificar es una de las máximas más esenciales de la inversión. ¿Has escuchado el “no poner todos los huevos en una sola canasta”?, bueno, aquí es en donde entra en juego. El diversificar no te asegura el encontrar mejores opciones de inversión, el buscar y participar en mercados de otras naciones también diversifica el riesgo y da mayor seguridad al capital.

 

10. Aceptar que no se puede saber todo


Es imposible que un inversionista tenga todas las respuestas. Una actitud presuntuosa es un camino inminente al desastre. Estar constantemente aprendiendo y trabajando con el mercado y sus reacciones es la única manera de invertir adecuadamente.

Artículos Relacionados

Dános tu Opinión